5º curso DB_Maestro en Diseño y Dirección de Arte 2019-2020

Dado que ya estamos en verano y ahora las dificultades para publicar no son el exceso de trabajo, causa habitual, sino las dificultades de una conexión con garantías a Internet (ventajas o desventajas de los pueblos de montaña, según se mire), pues dejo esta entrada descaradamente promocional del curso de DB Maestro en Diseño y Dirección de Arte que se impartirá a partir del mes de octubre en nuestras instalaciones del departamento de artes gráficas de Salesianos Atocha (Madrid).

Este curso en el cual tengo alguna responsabilidad en coordinación y como profesor del módulo de Packaging, es  a nuestro juicio una propuesta interesante de continuidad de estudios (o de reciclaje) -por eso lo vendo- que se empezó a gestar hace ya más de dieciocho años pero que como todas las cosas en la vida no pudo concretarse hasta hace cinco años.

Hace esos dieciocho años, año arriba o año abajo, la formación profesional de grado superior que impartíamos apenas si tenía salida a la universidad  dado que las únicas opciones posibles eran ingeniería papelera y forestales ¿¿?? supongo que por eso del papel; tampoco es que hubiera cursos especializados privados, mal llamados máster y en todo caso caros.

Años más tarde el panorama ha cambiado y la salida a la universidad de nuestros estudios de formación profesional tiene una salida más lógica con una buena oferta tanto de universidades públicas como privadas, …al menos sobre el papel. También se ha afianzado otra oferta formativa complementaria privada que forma en todos los aspectos comunicacionales de interés y que se etiqueta como Máster, aunque como bien no se sabe, el nombre de máster habría que reservarle para estudios postgrado universitarios…

El caso es que nuestro curso pretende complementar conocimientos habilidades técnicas que el alumno ha adquirido en ciclos de grado superior de Artes Gráficas y Audiovisuales, conocimientos y habilidades técnicas adquiridos en otros títulos similares incluida la formación de grado universitaria sobre comunicación  y naturalmente conocimientos y experiencias de los trabajadores en activo del sector gráfico. Y todo ello a un precio muy interesante si se compara  con el de la competencia.

Durante las horas de formación de este curso los alumnos adquirirán nuevos  conocimientos y manejarán en su quehacer cotidiano herramientas intelectuales y aplicaciones técnicas de primer nivel para que  puedan gestionar proyectos complejos, con una visión de conjunto y con experiencia práctica en dirigir la producción gráfica y audiovisual que todo proyecto integra.

Estos alumnos cuentan con los conocimientos y la experiencia de reconocidos profesionales del diseño y de la dirección de arte en activo, y con todos los  medios técnicos (aplicaciones y maquinaria de artes gráficas) de nuestro departamento de artes gráficas de Salesianos Atocha lo que les permitirá dar forma real, efectiva y contrastable tanto a sus proyectos a lo largo del curso y a su proyecto final.

clase db_maestro en diseño y dirección de arte, artes gráficas salesianos atocha, ángel espinosa,

Este curso tiene una duración de octubre a mayo, con horario presencial de seis a nueve de la tarde, siendo bonificable al 100% si se cumplen los requisitos.

El enlace para la preinscripción es http://dbmaestro.es/

Podrás solicitar más información rellenando en formulario correspondiente.

Un saludo y buen verano

 

 

 

DB Maestro en Diseño y Dirección de Arte. 4ª edición 2018-2019

…y un año más estamos calentando motores para el lanzamiento, en este caso de la cuarta edición, del curso especialista en Diseño y Dirección de Arte que se imparte en la Escuela de Diseño Don Bosco la cual tiene su ubicación precisamente en las instalaciones de nuestro Departamento de Artes Gráficas de Salesianos Atocha.

Este curso-máster se ubica entre los grados superiores de Artes Gráficas y la Universidad. Es por lo tanto un curso de especialización en el sector gráfico que responde a una necesidad imperiosa de especialización en un campo en el cual, la falta de formación específica y verdaderamente profesional, viene ocasionando múltiples problemas en la cadena productiva que normalmente resuelven las empresas gráficas con gran profesionalidad y paciencia pero que en todo caso supone ineficiencias que se traducen en retrasos, arreglos, pleitos y en todo caso costes económicos que pueden ser muy cuantiosos, simplemente por una incorrecta formación de determinados “diseñadores”, una bonita profesión pero poco regulada y abierta al intrusismo.

El caso es que la idea de lanzar un curso de especialización como el que tenemos en activo desde hace cuatro años no es nueva ya que esta idea se gestó hace unos 18 años arriba o abajo, apenas iniciados los ciclos formativos y precisamente en una época que la salida para nuestros alumnos de grado superior era literalmente patética: la salida universitaria era forestales (por eso de las fibras en el papel digo yo) y poco más. En aquel momento, el momento ideal, se frustró a nivel interno, tal vez porque no nos supimos explicar o porque no nos entendieron, una lástima que ya iríamos por la 18º edición…

En estos últimos años se ha mejorado algo en la oferta formativa, ya nuestros alumnos pueden optar a estudios universitarios lógicos y lo cierto es que ya tenemos exalumnos con titulaciones variadas: Publicidad, ADE, Recursos Humanos,… y desde hace pocos años existe la oferta de grados en Diseño, salida fácil de montar si la inversión se limita a meter ordenadores y las aplicaciones de Adobe, muy atractiva para muchos alumnos potenciales y que por lo tanto varias universidades privadas y públicas ofertan.

Algunos de nuestros alumnos ya están cursando estos títulos en Diseño y que según me cuentan (estos mismo alumnos que menciono) aún les queda recorrido para la mejora. Los grados de las Universidades públicas no les saldrán caros, pero en las privadas tienen que pagan una pasta y en todos los casos reciben una formación que en buena medida ya la llevan puesta, en un alto porcentaje, de nuestros centros de FP… (algún exalumno nuestro ha tenido que ayudar a algún profesor en el manejo de aplicaciones, para el exalumno esta situación es perfecta, que nos podemos imaginar la nota, pero no es muy de recibo…)

El caso es que nuestro Curso de Especialista en Diseño y Dirección de Arte ahora compite con toda esta amplia oferta formativa de todo tipo y condición -que en algunos casos la cosmética hace milagros-, así que tenemos que potenciar más nuestras habilidades publicitarias, algo que por lo general no venimos necesitando ya que nuestras aulas se llenan como es tradicional, y es precisamente en la formación de alta capacitación donde el panorama se vuelve más difuso enrarecido por los múltiples cantos de sirenas…


Ahí va el texto lanzado a los asistentes a la última Masterclass y que reproduzco en este blog por si alguno de vosotros, pacientes seguidores os interesa o para algún de vuestros conocidos:

Cuenta atrás para el inicio de la 4ª edición del Máster en Diseño y Dirección de Arte

Un año más, y ya es el cuarto, lanzamos una nueva edición del curso de especialización en Diseño y Dirección de Arte DB Maestro a realizar en la Escuela profesional Don Bosco, en nuestras instalaciones del Departamento de Artes Gráficas de Salesianos Atocha.

Este curso, que pretende dar respuesta a la necesidad de especialización en este campo que muchos de nuestros alumnos de grado superior nos vienen demandando, se asienta sobre una serie de pilares fundamentales que procuramos mantener y mejorar año a año:

Barato en comparación con formación equivalente ofertada en el mercado. Se trata de que el alumno obtenga una formación  de calidad sin tener que pagar cifras exorbitantes y que todo aquel que quiera tenga la oportunidad sin tener que hipotecarse.

Profesional. Lo imparten profesionales en activo. La plantilla de profesores se compone en gran medida por diseñadores, creativos y directores de arte que ejercen la profesión en empresas del sector o con empresas propias. 

Tecnológico. Las relaciones únicas de nuestro departamento con proveedores y empresas del sector permite que los alumnos de DB Maestro dispongan de tecnologías punteras en todas las áreas de actuación. Tecnologías que no están al alcance de todos los centros y que no obstante un diseñador y/o director de arte tiene que conocer y manejar para obtener todo su potencial.

Productivo. Precisamente estas tecnologías les permiten realizar las actividades prácticas de forma efectiva desde el minuto cero, desde la concepción de la idea hasta el producto acabado.

Práctico. Como se deduce de todo lo anterior. DB Maestro tiene un especial componente práctico precisamente porque puede. La realización de prototipos reales no supone un coste extra para el alumno ya que esto está incluido en el coste del curso. 

El curso se realiza de 18 a 21 horas con el fin de que puedan cursarle alumnos que estén trabajando. En aquellos casos que el alumno no esté trabajando nos esforzamos por buscar alternativas, siempre que el alumnos quiera, para concretar convenios de colaboración con empresas del sector para que el alumno pueda trabajar unas horas en horario no coincidente  complementando así la formación y cubriendo así parte de los gastos del curso.

Información e inscripciones:  hola@dbmaestro.es

( a través de esta web)

La comunicación y sus vehículos

En estos últimos días he tenido ocasión de leer un par de artículos relacionados entre sí y que tienen por denominador común la evolución de la lectura y de los soportes sobre los que se vehículan los  contenidos de comunicación.

  • “El apagón de los libros digitales”
  • “Lectura digital o en papel ¿Qué contamina más?”

Los títulos son muy sugerentes y para leer los artículos completos remito a las fuentes para leerlos íntegros:

Para “El apagón de los libros digitales” os remito al boletín nº 381 de la Industria papelera: http://www.aspapel.es/actualidad/boletin-electronico/14198

En cuanto al segundo, “Lectura digital o en papel ¿Qué contamina más?” es un viejo artículo de 2013 pero de vigente actualidad y que por lo tanto no está de mas volver a rescatar para seguir reflexionando sobre el tema. Lo encontráis fácilmente en internet puesto que se ha publicado en diversos medios, poniendo el título en el buscador. A mi el primero que me sale es del Heraldo:  http://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2013/08/10/lectura_digital_versus_impresion_papel_que_contamina_mas_245270_310.html

Evidentemente parece que estoy tirando piedras sobre mi propio tejado en la medida que recomiendo encarecidamente la búsqueda en internet de tales artículos y su lectura, sosegada eso sí, en la pantalla del dispositivo digital que utilicemos para la búsqueda (un ordenador, una tablet, un Smartphone,…).

Y es que nada es sencillo, ni se reduce a blanco o negro, ya que sin duda la comunicación mediante medios digitales supone un avance innegable, imparable y por lo tanto sea bienvenida su aportación que no es más que la mejora continua y lógica de cumplimiento de necesidades perentorias de comunicación del ser humano: inmediatez en el espacio y en el tiempo: lo quiero y lo quiero aquí y ahora. Nada que objetar, al contrario, un servidor es un entusiasta aprovechado de estas ventajas aportadas por la tecnología.

Ahora bien, se ha de tener en cuenta el contexto comunicacional (este asunto es para mi de gran interés y le dedicaré alguna reflexión futura más, teniendo en cuenta que me parece constatar cierto despiste generalizado al respecto, precisamente por ello creo que soy de las pocas personas que no tiene WhatsApp deliberadamente).

A ello hay que añadir ciertas aseveraciones bienintencionadas o malintencionadas, vete tu a saber, que buscan claros fines comerciales y de organización interna, me refiero esos comunicados continuos sobre lo malo que es el papel como soporte de comunicación ya que se “destruyen” bosques.

En este caso lo que busca la empresa no tiene ningún fin altruista por mucho que lo pretenda disfrazar, busca reducir sus costes en la distribución de la información claro está. Que en este caso coincida con ventajas para el medio ambiente, pues vale, pero no nos tomen por tontos (por cierto, mensajes parecidos se encuentran en correos de particulares… supongo que el remitente tiene muy claro la comparación de la huella de carbono  generada por las tecnologías implicadas en la creación y distribución de la información)

De hecho no está demostrado que una actuación (enviar la factura en papel) sea más o menos dañina para el medio ambiente que la actuación propuesta (enviar la factura por correo electrónico). Para ello se debieran realizar estudios científicos de todo el ciclo del comunicado desde su inicio, incluidos los gastos energéticos de los dispositivos implicados y la reciclabilidad de los mismos, es decir, no es tan sencillo. El mensaje electrónico se envía mediante dispositivos tales como ordenadores, tablets, smartphones,… que tienen una vida útil muy escasa y que por lo tanto se desechan con facilidad (tengo una hija adolescente por si a alguien esta en el mismo caso que yo) y que presentan importantes problemas de reciclado… Se están dando pasos en ese sentido y esperemos información más científica al respecto en años venideros.

Por lo que respecta al libro electrónico, yo que imparto materias sobre producción editorial y además soy lector asiduo, puedo constatar por experiencia personal, por seguimiento en la evolución del mercado y por conversaciones con editores que si bien el libro electrónico no ha muerto lo cierto es que lo sigue teniendo complicado para derrotar al libro en papel.

Por motivos profesionales me inicié pronto en el libro electrónico (el primer intento es del siglo pasado), así que dispongo de un par de eReader personales y otros tres o cuatro en el trabajo, un par de tablets personales y otras cuatro o cinco en el trabajo, otros tantos ordenadores personales y más de un centenar en el departamento en el cual  trabajo, tengo miles de libros clasificados por autores de todo tipo, la mayoría desconocidos, que jamás leeré y que no recuerdo ya quien me los pasó, pero que me ocupan un montón de gigas en ni me acuerdo donde…

Con esto quiero decir que la experiencia de lectura, en mi caso, no es la misma que con un libro en papel. Se lee igual sí, pero no es lo mismo. Vamos que prefiero la lectura en papel, porqué será. Ya, dirá alguno, tu es que no eres nativo digital… bueno… salvo el tema comentado del WhatsApp  dudo que un “nativo digital” (esto de los estereotipos….) tenga acceso a tantos dispositivos como tengo yo y le dedique tanto tiempo a la interacción con ellos.

Larga vida al papel

 

 

 

 

Herramientas de valor añadido en la comunicación: diseño y gestión de datos variables con XMPie

La pasada semana he tenido un encuentro profesional a mi juicio fructífero para mi personalmente pero más para el departamento en el que trabajo (el departamento de Artes Gráficas de Salesianos Atocha) y por extensión para nuestros alumnos, futuros trabajadores del sector de la comunicación. Se trata de una primer y cordial reunión con Sharon, responsable de soluciones para el canal de XMpie.

XMpie, Datos Variables, VDP, Jesús García Jiménez, Artes Gráficas, Salesianos Atocha, Xerox

Inicio de la presentación Diseño e Impresión de Datos Variables con XMpie de Xerox preparada para el canal de Xerox.

XMpie es una compañía susidiaria de Xerox y esto son palabras mayores.
Por si alguien lo desconoce, Xerox es una de las grandes multinacionales que está en el big bang de la revolución de las comunicaciones que se originó a mediados del siglo pasado, en la que nos encontramos remando en los tiempos actuales (esto no ha acabado). O lo que es lo mismo, Apple Computer (por si alguno anda algo desinformado), lo que hizo fue recoger y/o copiar lo que los ingenieros de Xerox estaban desarrollando en Palo Alto (no se ofenda nadie, no quitemos ni un ápice de merito a Jobs y Wozniak, que supieron ver con meridiana claridad lo que los directivos de Xerox no vieron aunque lo tuvieran literalmente delante de las narices… claro que esto es fácil decirlo a toro pasado…).
Lo cierto es que Xerox sigue siendo una de las grandes empresas en el sector de la comunicación (no solo en impresión digital), de gestión empresarial y de la calidad (el concepto de “Benchmarking” que anda en estos momentos de moda aunque no es de ahora, también procede de la aplicación que en los años 80 le dio Xerox y que posteriormente otras compañías copiaron, nunca mejor dicho).
Con esto quiero señalar que si Xerox apuesta por soluciones como XMPie que implican tecnologías de gestión de documentos variables es muy buena señal.
Nuesta relación con XMPie no es nueva, ya que disponemos de esta tecnología desde hace años y la venimos aplicando en la formación de nuestros alumno en relación con el módulo de impresión digital que se imparte en varios ciclos formativos y en algún módulo del Máster en Diseño y Dirección de Arte.
Por si alguien del entorno profesional sigue este blog, le remito a la página web de XMPie:
http://www.xmpie.com/es/
en la cual, además de informarse de esta solución, podrá descargarse XMPie Udirect, UImage y UChart con todas sus funcionalidades activas (salvo la de publicación, para ello se requiere licencia por supuesto).
Esto es de interés ya que permite complementar la formación en este particular campo y mejor aún prepararse para el posible concurso de diseño con datos variables que pretendemos lanzar el próximo año.
Lógicamente, si alguien se convence de su interés y quiere profundizar en las soluciones de XMPie ya andamos preparando uno o varios cursos sobre este particular y que anunciaremos con tiempo.
Mientras tanto los interesados podéis echar un vistazo a esta otra web de XMPie con ejemplos de aplicación:
http://www.xmpie.com/kiosk/
Si puedo más adelante introduciré una nueva página en la web para dar cabida a conocimientos, procedimientos, trucos, ejemplos de aplicación de las herramientas de XMPie.

Comunicación [gráfica]

Este pasado mes de enero, para los que trabajamos en los colegios Salesianos de todo el mundo es tradicionalmente un mes de actividades extraordinarias, ya que aprovechando la festividad en honor de Don Bosco, en los días finales del mes, se plantean actividades de carácter cultural que en las secciones de formación profesional adquieren un carácter técnico con charlas, conferencias, ponencias de todo tipo, talleres, “master class”, “workshops” y visitas a empresas del sector. Formación en definitiva, pero con otro enfoque, y que sin duda aporta un valor añadido a los conocimientos que adquieren los alumnos en las aulas siendo estas actividades valoradas por lo general de forma muy positiva por todos los implicados.

Lo cierto es que en las charlas, conferencias y talleres de los amigos-ponentes que proceden de empresa y en las visitas que hemos realizado a las empresas del sector me ha parecido constatar el cambio de tendencia en cuanto al modelo de negocio de las empresas de artes gráficas, cambio que ya se venía produciendo, bien es cierto, pero que es ahora cuando parece asentarse definitivamente.

A lo largo de estos últimos años la industria gráfica ha venido sufriendo la tormenta perfecta, ya que a la crisis profunda y general de carácter prácticamente mundial se ha sumado la crisis propia de la industria debido a cambios en la elaboración y en la distribución de los productos de comunicación (impresión digital, publicación electrónica, publicación web…)

Esto ha supuesto la salida del mercado de empresas del sector gráfico, hecho que si bien es un fenómeno natural ligado a los ciclos económicos, no deja de ser un drama para los empresarios y para los trabajadores del sector y un reto de grandes proporciones para todos los implicados. En el caso de este país el reajuste ha sido más dramático si cabe debido a la particular composición del sector formado por muchas empresas, de pequeño tamaño y de las cuales un buen porcentaje de ellas son familiares.

Las empresas que han superado estas turbulencias, según nos indica la teoría y el sentido común, son que han estado preparadas y han sabido resistir y adaptarse a las excepcionales circunstancias vividas. Observando a estas empresas supervivientes vemos aparecer un patrón de comportamiento de interés común en la mayoría: la empresa gráfica tradicional, lo que venía siendo una imprenta típica que ofrecía servicios de preimpresión, impresión y postimpresión, ha evolucionado, en mayor o menor medida, hacia una empresa que se define no ya como empresa de artes gráficas o industria gráfica (un debate también tradicional) sino como empresa de comunicación gráfica o simplemente empresa de comunicación.

Estas empresas modernas ya incorporan a su cartera de servicios todos aquellos que permitan satisfacer las necesidades comunicacionales de sus clientes. Para ello crean nuevos departamentos entre los que podemos encontrar diseño (incorporando en buena parte de los casos servicios de diseño web), gestión y hospedaje de páginas web, asesoría en marketing o gestión de bases de datos conectados con servicios de marketing directo, impresión digital y por lo tanto impresión bajo demanda, “just in time” y otros servicios asociados a nuevas tecnologías por poner algunos ejemplos. Otro recurso utilizado también en esta misma línea consiste en el establecimiento de alianzas estratégicas con empresas complementarias cuando no forman grupos directamente con ellas con el fin de generar sinergias en el ámbito de la comunicación.

El fin último es ofrecer los servicios de comunicación que el cliente demanda y ya que las necesidades del cliente en este apartado han evolucionado lo lógico es que los servicios ofertados cambien. La oferta centralizada de estos servicios de impresión comunicación es una medida lógica y coherente encaminada a la fidelización del cliente, fin apetecible por cualquier empresa, evitando en la medida de lo posible las costosas guerras de precio que se han venido utilizando como instrumento para captar clientes y que a medio-largo plazo erosionan la salud del sector.

La empresa gráfica tal como la venimos entendiendo seguirá manchando papel y otros soportes no papeleros, que duda cabe, pero lo hará formando como un servicio más dentro de un amplio conjunto de servicios que tienen un denominador común: la comunicación.

Libro electrónico. Formatos

Iniciamos la publicación del apartado referido a los formatos de libro electrónico (en el apartado de libro electrónico). En próximos días, cuando nos deje un hueco el siempre estresante fin de evaluación y la correspondiente asignación de alumnos a las empresas en las cuales realizarán su Formación en Centros de Trabajo (FCT), iremos completando este interesante apartado. En esta primera entrega introducimos los formatos por excelencia de libro electrónico: epub y kindle. Posteriormente mostraremos su evolución y estado actual así como otros formatos con importantes posibilidades de acaparar mercado.

kindle previewer, formatos libros electrónicos,  Kindle Previewer, herramienta que se instala en el PC y permite previsualizar el libro electrónico tal y como lo veríamos en el Kindle. Sirve para realizar pruebas previas antes de publicar en este formato.

A vuelta de las vacaciones, a vueltas con el libro electrónico

Iniciamos una nueva etapa tras las vacaciones de Navidad. Tal como comenté en la última entrada he estado aislado sin Internet (al menos no de forma directa) por lo que he cerrado por vacaciones. He aprovechado, como casi todos hacemos, para trabajar determinados campos de mi interés y que voy volcando en esta web… algo de reflexión… propósito de enmienda… vamos, lo típico.

Sobre libros electrónicos

Una de las tareas en las que me hallo enfrascado es en el desarrollo de un nuevo curso sobre publicación electrónica, así que me he llevado como material de trabajo un eReader, una Tablet, unos cuantas aplicaciones para la creación de libros electrónicos y, aprovechando la edición de un libro sobre mi pueblo, pues he realizado algunos, digamos, experimentos.

La creación de ePub desde Indesign para libros que están en proceso de publicación y que precisamente se están maquetando con esta herramienta, es una opción perféctamente válida y que dará un acabado profesional al ebook sin demasiadas complicaciones siempre que el libro en cuestión carezca de complejidades y se tengan en cuenta algunas consideraciones básicas (anclar las imágenes por ejemplo).

El epub puede ser posteriormente editado con aplicaciones dedicadas aunque con el debido cuidado ya que se necesitan ciertos conocimientos técnicos, al menos de html y css. La aplicación recomendada por excelencia es Sigil, no obstante un determinado problema que hallé en un epub no me lo pudo resolver Sigil y sí el editor de Calibre (lo contaré en próximas entradas).  Calibre es uno de los buenos conversores entre formatos de libros electrónicos, quizá el más conocido, pero no todo el mundo sabe que también dispone de un editor sumamente interesante.

Se viene recomendando que el epub se cree en la versión 2 de formato del epub ya que la versión 3 (que mejora la anterior y añade nuevas funcionalidades) es posible que no puedan gestionarla adecuadamente todos los eReader, ya que aun existe operativo un buen parque de estos dispositivos que tienen ya su edad y por lo tanto puede que carezcan de los requisitos técnicos necesarias.

Vale… pero tengo mis dudas ya que los experimentos que he hecho, cierto que con un libro técnicamente poco complejo, el resultado final ha sido mejor en formato epub3 en los distintos dispositivos en los que he realizado el testeo.

De nuevo la recomendación del prueba y error teniendo a mano, eso sí, distintos dispositivos que representen los dispositivos más habituales que se están utilizando actualemente.