A vuelta de las vacaciones, a vueltas con el libro electrónico

Iniciamos una nueva etapa tras las vacaciones de Navidad. Tal como comenté en la última entrada he estado aislado sin Internet (al menos no de forma directa) por lo que he cerrado por vacaciones. He aprovechado, como casi todos hacemos, para trabajar determinados campos de mi interés y que voy volcando en esta web… algo de reflexión… propósito de enmienda… vamos, lo típico.

Sobre libros electrónicos

Una de las tareas en las que me hallo enfrascado es en el desarrollo de un nuevo curso sobre publicación electrónica, así que me he llevado como material de trabajo un eReader, una Tablet, unos cuantas aplicaciones para la creación de libros electrónicos y, aprovechando la edición de un libro sobre mi pueblo, pues he realizado algunos, digamos, experimentos.

La creación de ePub desde Indesign para libros que están en proceso de publicación y que precisamente se están maquetando con esta herramienta, es una opción perféctamente válida y que dará un acabado profesional al ebook sin demasiadas complicaciones siempre que el libro en cuestión carezca de complejidades y se tengan en cuenta algunas consideraciones básicas (anclar las imágenes por ejemplo).

El epub puede ser posteriormente editado con aplicaciones dedicadas aunque con el debido cuidado ya que se necesitan ciertos conocimientos técnicos, al menos de html y css. La aplicación recomendada por excelencia es Sigil, no obstante un determinado problema que hallé en un epub no me lo pudo resolver Sigil y sí el editor de Calibre (lo contaré en próximas entradas).  Calibre es uno de los buenos conversores entre formatos de libros electrónicos, quizá el más conocido, pero no todo el mundo sabe que también dispone de un editor sumamente interesante.

Se viene recomendando que el epub se cree en la versión 2 de formato del epub ya que la versión 3 (que mejora la anterior y añade nuevas funcionalidades) es posible que no puedan gestionarla adecuadamente todos los eReader, ya que aun existe operativo un buen parque de estos dispositivos que tienen ya su edad y por lo tanto puede que carezcan de los requisitos técnicos necesarias.

Vale… pero tengo mis dudas ya que los experimentos que he hecho, cierto que con un libro técnicamente poco complejo, el resultado final ha sido mejor en formato epub3 en los distintos dispositivos en los que he realizado el testeo.

De nuevo la recomendación del prueba y error teniendo a mano, eso sí, distintos dispositivos que representen los dispositivos más habituales que se están utilizando actualemente.

 

Tipografía y web (2)

Una fuente tipográfica proporciona los recursos necesarios para que se pueda disponer de una representación visual de los distintos caracteres que la forman. Como mínimo contiene información que permite representar las formas de dichos carácteres (glifos). Las fuentes comparten un estilo común de diseño lo que permite agruparlas por familias las cuales comparten propiedades comunes. Dentro de cada familia, la forma que se muestra para un carácter dado puede variar en cuanto a peso, inclinación, anchura relativas, etc.
Una fuente individual se describe mediante la combinación de este conjunto de propiedades. La propiedades de estilo en cascada (CCS) relativas a las fuentes web se usan para describir una fuente específica y aplicarla a un texto dado, estas propiedades pueden presentar mayor o menor complejidad en cuanto a su despliegue nombre + estilo + color + …

Los recursos utilizados por los user agents -aplicaciones web- que gestionan las disposición y visualización de las fuentes en los distintos dispositivos pueden ser instalados localmente en el sistema en el cual tal aplicación web está ejecutándose.
La información descriptiva requerida para mostrar la fuente adecuadamente se obtiene directamente de tales recursos asociados a dicha fuente. En relación con las fuentes descargables (web fonts -fuentes web) la información descriptiva se halla junto con la referencia a la fuente seleccionada.

Tipografía y web (1)

El concepto de tipografía Web hace referencia a los distintos desarrollos de utilización de fuentes tipográficas en la World Wide Web.

Cuando se creó el HTML, los tipos de fuentes y sus estilos eran controlados exclusivamente por los ajustes específicos de cada navegador web. No estaba implementada ninguna función en las páginas web individuales que controlara la presentación de las fuentes tipográficas. Esto cambió cuando Netscape introdujo la etiqueta <font> en el año 1995. Tal etiqueta se integraría posteriormente en la especificación HTML2.

No obstante, la fuente especificada por la etiqueta tiene que estar instalada en el ordenador (o dispositivo de acceso a la web) del usuario ya que si no es así el navegador utilizará una fuente de sustitución. Nada de esto cambió con la primera especificación CSS publicada en 1996, la cual proporcionaba las mismas capacidades.

En 1998 fue lanzada la especificación 2 de CSS la cual pretendía, entre otras cosas, mejorar el proceso de descarga y utilización de las fuentes tipográficas http://www.w3.org/TR/2008/REC-CSS2-20080411/fonts.html. Las técnicas especificadas no tuvieron el éxito esperado siendo eliminadas en la especificación CSS2.1.

A pesar de ello, Internet Explorer proporcionó soporte a la funcionalidad de descarga de fuente en su versión 4.0, lanzada en 1997.

En 2013 la descarga de fuentes se incluye en la candidatura recomendada del módulo de fuentes de CSS3  http://www.w3.org/TR/css3-fonts/ , y desde entonces viene siendo implementada en los principales navegadores lo cual ha hecho que se haya incrementado el interés en la tipografía de Web, así como el uso de fuentes descargables.

Áreas de negocio W3C > Web de servicios

La Web de los Servicios agrupa un conjunto de desarrollos tecnológicos que permiten intercambiar datos entre aplicaciones. Aplicaciones diferentes desarrolladas incluso en lenguajes diferentes y ejecutándose en distintas plataformas pueden utilizar servicios web para intercambiar datos.
Para conseguir esta interoperabilidad se requiere el desarrollo e implementación de estándares abiertos y este es uno de las áreas de actuación de la W3C.

Las tecnologías principales empleadas son:
Lenguajes:
XML (Extensible Markup Language): El formato estándar para los datos a intercambiar.
WSDL (Web Services Description Language): Es el lenguaje de la interfaz pública para los servicios Web. Es una descripción basada en XML de los requisitos funcionales necesarios para establecer una comunicación con los servicios Web.

Protocolos:
XML-RPC (XML Remote Procedure Call): protocolo de llamada a procedimiento remoto que usa XML para codificar los datos y HTTP como protocolo de transmisión de mensajes.
SOAP (Simple Object Access Protocol): protocolo estándar que define cómo dos objetos en diferentes procesos pueden comunicarse por medio de intercambio de datos XML. Deriva deñ más simple XML-RPC.
Otras opciones: los datos en XML también pueden enviarse mediante protocolos tsles como HTTP (Hypertext Transfer Protocol), FTP (File Transfer Protocol), o SMTP (Simple Mail Transfer Protocol).
UDDI (Universal Description, Discovery and Integration): Protocolo para publicar la información de los servicios Web. UDDI es una iniciativa industrial abierta. El registro de un negocio en UDDI tiene tres partes:Páginas blancas – dirección, contacto y otros identificadores conocidos. Páginas amarillas – categorización industrial basada en taxonomías. Páginas verdes – información técnica sobre los servicios que aportan las propias empresas.
WS-Security (Web Service Security): Protocolo de seguridad aceptado como estándar por OASIS (Organization for the Advancement of Structured Information Standards). Garantiza la autenticación de los actores y la confidencialidad de los mensajes enviados.