Visita a Empack 2018

Dentro de mis actividades paralelas relacionadas con la formación, una de ellas es visitar ferias y eventos relacionados con mis áreas de interés, bien por autoformación, que luego se trasladará a los alumnos, bien por interés personal o bien por ambas.

En este caso tocaba asistir por la feria Empack, feria que se ha tenido lugar en los pabellones del recinto ferial de Madrid, ayer 12 de noviembre y hoy 13,  y que ya tengo en mi agenda como actividad anual de carácter obligatorio.

Empack, jesus garcía jiménez, jesusgarciaj, innovative packaging, packaging, labels,

Ambiente general feria Empack 2018 Pablellones 12 y 14. IFEMA Madrid

La feria no tiene entidad suficiente para que proponga organizar una visita de grupo con nuestros alumnos dado que una buena parte de la feria está dedicada al manejo y logística de Packaging lo que la hace más atractiva para Mecatrónica o alguna especialidad relacionada, no obstante ofrece lo suficiente –packaging innovations2018, Label and print2018– para que alguien interesado en diseño y producción de Packaging se pase por allí.

Y allí me fui de visita para comprobar las propuestas que pudieran ser de interés entra las que destaco, como vengo destacando ya desde hace tiempo, la integración de la impresión digital en todas las fases del proceso incluidas las de gestión y movimiento de productos simplemente como marcaje, con soluciones a medida a partir de tecnologías de impresión Inkjet o térmica.

Empack, jesús garcía jiménez, jesusgarciaj, packaging, etiquetado, labels

Muestras de productos

Por lo que respecta a propuestas que comprendan el diseño y su producción, la oferta predominante a primera vista estaba relacionada con el etiquetado, un subsector fuerte que en la actualidad se ve potenciado con las propuestas innovadoras que le llegan sin cesar, como no, desde la impresión digital. Muchas eran las empresas con presencia que ofertaban el servicio completo e incluían acabados Premium, acabados en los que normalmente es donde se hallan los márgenes interesantes:  –Rotas– , –Ovelar-, –Applic Etains-,…

No había un gran despliegue de maquinaria de medio-gran formato en impresión dirigidas a servicios de impresión (Konica Minolta sí tenía un par de ellas, pero por ejemplo HP, con un stand testimonial, se reservaba las prensas para LabelExpo Europa 2019)

Por el contrario, sí había muchas impresoras digitales especializadas en etiquetado dirigidas a pequeña empresa con el  mensaje implícito de hágaselo usted mismo (a lo que yo añado que contraten un profesional formado en artes gráficas, cree un modesto departamento de marketing y se cierra un círculo que seguro contribuye a la empresa a crecer).

Empack 2018, jesús garcía jiménez, jesusgarciaj, artes gráficas, packaging,

Muestras de envases de plástico rígido

Como siempre destaca por lo llamativo, las propuestas de cartón ondulado –Taller del cartón– y cartón nido de abeja –L’hexagone-, entre otros…, que aprovechan las posibilidades de estos materiales para montar stands espectaculares incluido el stand-castillo de Taller de cartón (que será donado tras la feria a una ONG u organización parecida, no recuerdo exactamente, pero la idea es de aplaudir), y otras propuestas similares.

caja de cartón ondulado, Empack 2018, Jesús García Jiménez, jesusgarciaj, packaging

Propuesta ganadora de caja de envío con posibilidad de almacenaje y retorno para un e-commerce sostenible

Entre otras propuestas similares me encontré la propuesta de una empresa de Castellón –Expositor vissually, PLV tablero DM, Empack, jesusgarciajVissually– que compite con estas últimas de cartonaje pero partiendo de tableros de DM.

Aprovecha las tecnologías de impresión digital que permiten la impresión sobre soportes rígidos y las mesas de corte láser también gestionadas digitalmente… En resultado es muy interesante disponiendo de alguna ventaja competitiva que le permitirá encontrar, mantener y acrecentar su hueco en el mercado.

 

Las conferencias también tenían un gran interés sobre el papel, no obstante solo pude asistir a una. El ponente, Ignacio de Juan-Creix, es miembro de Plat Institute of Augmented Gastronomy , centro de formación e investigación creativa sobre la gastronomía con vocación internacional y su ponencia tenía el sugerente título: Sci-Fi Food: Diseño Disruptivo y Food Design.  Aunque el contenido no estaba directamente relacionado con mi objeto de estudio, la presentación fue de gran interés al aunar creatividad, comida y nuevas formas de presentación entre las que se incluye un componente importante de comunicación.

Momentos de la ponencia del Plat Institute

No hubo tiempo para más, saludar a conocidos y amigos, Joaquín de Truyol Digital que normalmente tiene presencia en muchas de las ferias sectoriales, Jorge de MGV Color también estaba por allí y alguno más que se me olvida.

 

 

Nuevos horizontes para la industria gráfica

Hoy, 17 de octubre de 2018, he tenido ocasión de asistir a la JORNADA NEOBIS: IMPRESIÓN FUNCIONAL Y ADITIVA Innovaciones, aplicaciones y desarrollos en Impresión funcional, jornada en la cual el Cluster de Impresión Funcional y Neobis han presentado en Madrid las novedades en materia de impresión funcional y aditiva.

jornada neobis impresión funcional, madrid octubre 2018, jesús garcía
La jornada ha tenido lugar en las instalaciones del Centro Tecnológico ETSIDI de la Universidad Politécnica, miembro del Cluster y sede en Madrid y que ya colabora activamente en algún proyecto del mismo, por suerte en mi caso ya que este centro se halla a escasos cien metros de Salesianos Atocha y del departamento de Artes Gráficas en el cual trabajo.

Es por ello que ajustando las clases adecuadamente, he tenido la suerte de poder asistir a esta jornada, sobresaliente en su formato y presentación de contenidos y muy motivadora en cuanto al futuro de la impresión.

El Cluster de Impresión funcional , constituido por la unión de asociaciones empresariales, empresas, centros tecnológicos y de conocimiento, implicados con la promoción y el desarrollo de la impresión funcional en España, es uno de los más activos y que acumula más reconocimientos en el panorama de la investigación y desarrollo en este país lo que dice mucho en favor de sus gestores, de las empresas y asociaciones que lo constituyen y de las expectativas que generan sus logros en las distintos organismos tanto públicos como privados así como su proyección en el panorama internacional.

Con impresión funcional se hace referencia al añadido mediante la impresión con tintas de alta tecnología de nuevas funciones a todo tipo de productos presentes y por desarrollar en el futuro. Lo más destacable de la impresión funcional es que para la impresión se utilizan todas las tecnologías de impresión conocidas (offset, huecograbado, serigrafía, impresión digital…) pero que utilizan para la impresión tintas de desarrollo tecnológico especial entre las que incluyen tintas conductoras, bioactivas, reactivas, luminiscentes o termocrómicas para incorporar nuevas dimensiones a los productos sobre los que se aplica.

De esta manera se obtienen productos de alto valor añadido cuya producción presenta un bajo coste relativo comparado con la incorporación de posibles soluciones a partir de tecnologías competidoras dotándoles de aplicaciones complementarias o completamente nuevas y con menor impacto medioambiental y aunque se aplica sobre todo tipo de soportes de impresión (plásticos, textiles,…) buena parte de los desarrollos tienen muy en cuenta al humilde papel, de contrastadas bondades a lo largo de su historia y con mucha vida por delante según parece.

La impresión funcional no es pues solo un paso más, sino un gran salto cualitativo, que añade una nueva dimensión a la impresión tradicional, abriendo valientemente nuevas líneas de negocio con aplicación potencial en los más variados sectores tales como al sector electrónico mediante la impresión de circuitos, teclados, antenas, sensores electroluminiscentes, baterías, sistemas antirrobo…, al sector biofuncional mediante la fabricación de elementos de diagnóstico bioquímico para el sector alimentario, veterinario, sanitario… al sector del packaging con aplicación en la impresión de envases y etiquetas inteligentes para el sector de la alimentación, farmacéutica, química…, o al sector de la ingeniería aditiva para la impresión de elementos para utillajes, prototipos y piezas finales para el sector industrial… sectores a los que sin duda otros se irán sumando en un futuro próximo.

De esta jornada quiero destacar la presencia de empresarios de reconocido prestigio que prestaron gran atención a las ponencias, del entusiasmo contagioso presentado por los ponentes que mostraron iniciativa y visión de futuro, de las asociaciones como Neobis y aquellas presentes de alguna manera en el Cluster que proponen apuestas de futuro para el sector…

…y naturalmente la mención expresa por parte de los responsables de la buena marcha del Cluster, a pesar de hallarnos en un centro universitario o precisamente por ello, del papel que todas las instituciones formativas pueden jugar en el desarrollo de estas nuevas tecnologías, con mención expresa a la Formación Profesional y el papel que puede jugar en la implementación de los proyectos asociados. Ejemplo de ello es la participación continuada de nuestros compañeros de artes gráficas del Colegio Salesianos Pamplona desde el mismo inicio del Cluster.

Felicito a todos los implicados en el evento y les agradezco la información y conocimientos que he adquirido y que trataré de trasladar a los alumnos.

jornada neobis; impresión funcional, madrid octubre 2018, jornada neobis; impresión funcional, madrid octubre 2018, jornada neobis; impresión funcional, madrid octubre 2018, jornada neobis; impresión funcional, madrid octubre 2018, jornada neobis; impresión funcional, madrid octubre 2018,

Impresión digital y packaging

En la última ponencia que he participado he tenido el grato encargo de presentar a la audiencia una panorámica del sector editorial en su momento actual (en la entrada enlazada hallarás un enlace a la presentación).

El hecho de ser profesor del módulo de Producción editorial a lo largo de casi dos décadas y tener un libro publicado sobre el tema me daba confianza para cumplir dignamente lo estipulado. Dado que los promotores del evento eran Xerox España y Fragma Impresión Digital me pareció de interés incluir en la presentación de motu propio las oportunidades de racionalización que se presentan al sector editorial con la incorporación de la impresión  digital y que ya buena parte del sector está aprovechando, y como es lógico la oportunidad de negocio para la impresión digital en el mercado editorial.

Naturalmente yo lo tengo claro desde un punto de vista teórico, la implementación práctica ya es más cuestión de arremangarse en los despachos de las Editoriales y poner el empeño y el presupuesto necesario con el objeto de sacar el rendimiento esperado y vital para la continuación del negocio. Algún gran grupo internacional ya ha apostado firmemente por esta idea…

Pero no ese el motivo de esta entrada. Como es la primera entrada del año 2018 hay que intentar entrar fuerte y por lo tanto he optado por hablar de otra interesante relación que también ya se ha iniciado con discreción desde hace años pero que continua imparable y cada vez más apasionada: me refiero en este caso a la impresión digital y el packaging. Y es que, como se ve, la impresión digital, joven como es, no se caracteriza por ser fiel a ninguno de los novios que se le presentan…

No es una relación en la que podamos pensar de buenas a primeras similar a como pueda ser la impresión digital y el sector editorial. En este caso las grandes tiradas, los materiales que se imprimen, la alta exigencia y buena parte de los productos,… no ayudan a un feliz desenlace a corto plazo…. y no obstante, como viene ocurriendo en otros sectores, la impresión digital, modestamente, sin ruido, con humildad estudiada ¿?, va penetrando con paso lento (su aportación al mercado total del packaging es mínima) pero firme, y metiendo su grácil patita en áreas no hace mucho impensables para los responsables del sector del packaging.

A continuación desgloso lo que a mi juicio son las aportaciones cualitativas que hacen (o harán) que los responsables dentro del complejo sector del packaging incluyan (o tengan que incluir) en sus planes estratégicos a la impresión digital son:

Mira la bolita, mira la bolita,…
Uno de los caballos de Troya de la impresión digital en la fortaleza packaging ha sido el código de referencia del artículo (Stock-keeping unit – SKU en inglés) que normalmente es información presentada en forma de código de barras, un QR, o elemento similar, que posteriormente habrá de ser decodificada con el dispositivo correspondiente. La importancia (u obligación) de la incorporación de estos gráficos variables ha implicado el acople de dispositivos de impresión digital a rotativas de hueco y flexografía desde hace tiempo. La cada vez mayor exigencia externa (administración, distribuidores, puntos de venta,..) e interna (control de referencias, variabilidad de los diseños) implica una penetración del 100% de la impresión digital para realizar tal labor, ya que es la única tecnología disponible.

código scotex, jesús garcía, impresión digital,

‘cause you’re the only one
En todos los mercados se piden cada vez con más frecuencia envases y embalajes para tiradas cortas. Puede suceder que el cliente sea pequeño por lo que tendrá que acudir a las cada vez más
opciones que le brinda la impresión digital para realizar su encargo. A ello hay que añadir la facilidad en el cambio de los diseños y el hecho de que se puedan incluir datos variables. Naturalmente, sería de esperar que las  grandes marcas mirasen con mayor o menor desdén a estos pequeños competidores… nada más lejos de la realidad, los equipos de marketing de estos pesos pesados ya están planteando  tiradas cortas de productos de gran tirada, incluyendo diseños variables para rejuvenecer la marca o llegar a otros públicos.

packaging fespa salesianos atocha, jesús garcía, impresión digital

«The economy, stupid»
En packaging se emplean materiales que por lo general presentan un alto grado de especialización lo que implica un alto coste de los mismos. Si comparamos el coste de producir una envase o embalaje en impresión digital con respecto a otra con impresión convencional deberíamos conceder que el coste unitario inclina claramente la balanza en favor de la impresión convencional. Ahora bien hágase el cálculo total con respecto a todos los condicionantes del coste de un particular lote: costes de arranque, perdido y almacenamiento,… probablemente los costes sigan inclinándose del lado convencional… añadamos la incorporación de datos variables, cambios de diseño a voluntad durante toda la serie, stock cero… volvamos a hacer los cálculos…

 

Rápido, rápido, rápido
La impresión digital está demostrando diariamente que puede dar respuestas adecuadas a los requerimientos del cliente en menos de 24 horas (print on demand; just in time) en muchos sectores y por lo tanto también es posible en packaging. Las referencias deben ser renovadas cada vez con mayor rapidez, se ha de responder a los planes de marketing propios o a los movimientos de la competencia… y el que llega tarde pierde el turno.

Guapo, guapo… y seguro
También mediante impresión digital se están incorporando efectos de sumo interés estético en el packaging de tirada corta o incluidos como elemento diferenciador en la impresión de envase y
embalaje de gran tirada mediente sistemas convencionales. A ello de nuevo debemos añadir los movimientos de las marcas para combatir la piratería. La incorporación de efectos especiales y
variabilidad de los datos sin duda es un valor añadido en esta lucha.

Más allá de las fronteras
La expansión internacional de las marcas es un hecho y cada vez es más fácil probar suerte en el extranjero, y no solo para las grandes marcas. Pequeñas marcas se abren hueco en el mercado
internacional. Ello puede verse favorecido con la impresión digital: tiradas cortas de prueba con cambio de idioma, codificación, diseños al gusto del mercado a conquistar,…


Tómense estas aportaciones cualitativas propias de la impresión digital, introdúzcanse en distintas proporciones en una coctelera, agítese bien y los diferentes resultados no dejaran de sorprender…*

*Puede mezclarse en distintas proporciones con la impresión convencional


 

En defensa del papel

El pasado jueves 19 de octubre de 2017, el departamento de Artes Gráficas de Salesianos Atocha en el cual trabajo fue invitado a participar en el Foro de Jóvenes Impresores, y allí he estado en calidad de moderador de una de las mesas de trabajo.

jesús garcía jiménez, foro jóvenes impresores, FJI4.0, artes gráficas, industria gráfica, defensa del papel

Moderando la mesa de debate nº4 (normalmente no se me hace tanto caso)

Esta loable iniciativa parte de gente inquieta del sector gráfico y trata de establecerse como una propuesta en firme de intercambio de ideas sobre el presente y futuro del sector (lo que apoyamos). La jornada fue amena, agradable, sembró inquietudes, fue extraordinariamente productiva y desde luego que ya comenzó aportando frutos.

La primera parte constaba de una serie de ponencias que se realizaban intercaladas entre Madrid y Barcelona, ya que el Foro se desarrollaba en ambas sedes por lo que se alternaban las intervenciones, siendo el resultado un formato muy atractivo y llamativo.

Los ponentes era de gran nivel y todos y cada uno plantearon ideas, propuestas o retos para nuestro sector de alto valor que deben ser convenientemente meditados en todos los niveles. Es posible que vuelva en posteriores entradas a analizar alguna de las ponencias presentadas, sino todas, una vez que dispongamos de los datos.

Por lo pronto quiero centrarme en la magnífica ponencia de Elsa Fanelli, responsable de Marketing del Grupo Antalis a nivel europeo, que trató sobre las opciones de defensa del papel en el entorno digital en el que nos movemos. La idea fundamental es que el papel puede convivir en nuestra sociedad actual y futura.

jesus garcía jiménez, pajarita de papel, propuesta de símbolo defensa papel, artes gráficas, industria gráfica, sostenibilidad, reciclabilidad

El papel ha sido esencial en el desarrollo del pensamiento humano y no es de recibo que en la actualidad su industria reciba ataques poco fundamentados o más bien con fundamentos torticeros que tratan de  tergiversar la realidad (y lo consiguen) para encubrir acciones puramente particulares de ahorro de costes en determinadas partidas empresariales.

En la fundamentada exposición de Elsa Fanelli nos presentó un vídeo en defensa del papel que con mucho gusto enlazo en esta entrada e intentaré incluir en la portada de la web. Y es que una de posibles conclusiones del Foro a la espera de que los organizadores nos proporcionen el resultado es que el papel debe ser defendido por cada uno de nosotros en nuestras actuaciones particulares y en nuestro ámbito de influencia.

sabía qué, papel, ecología, sostenibilidad, mitos sobre el papelEste vídeo, una comparativa por lo que respecta a consumo e influencia en el medio ambiente entre el papel y las nuevas tecnologías de la comunicación, es muy similar en sus planteamientos a una muy buena iniciativa de Aspapel que trata de desmontar los mitos que hay en torno al papel mediante datos objetivos extraídos de publicaciones de organismos poco sospechosos de ser tendenciosos en este aspecto.

mitos y datos del papel, aspapel, en defensa del papel, jesús garcía jiménezEl caso es que suscribo todo lo que se viene diciendo sobre este particular tema. La industria papelera, como toda industria, contamina, pero no mucho más que cualquier otra industria, probablemente menos que la mayoría dado los importantes pasos que ha dado en este particular aspecto y la influencia del origen de la materia prima (los bosques) en nuestro desarrollo humano es innegable.

Y dado que los grandes grupos papeleros son propietarios de buena parte de los bosques gestionados, ellos son los máximos interesados en que los bosques no desaparezcan debido a una mala gestión de sus recursos.

Como quiera que vengo recibiendo correos que incluyen frases negativas a este respecto, propongo a todos los interesados alguna alternativa al respecto y como defensa. La ilustración de la pajarita (de papel) que incorporo al inicio de la entrada puede ser un símbolo perfectamente válido de la defensa del papel.

Ahí van algunas propuestas:

Acabo de incluir la primera en mi correo…

defensa-papel-para-email-7

… y este diseño me gusta más, por lo que es el ganador… hasta ahora.

Actividades del libro de MATERIALES DE PRODUCCIÓN EN ARTES GRÁFICAS

Me informa Juanjo, coautor junto conmigo de libro de Materiales de producción en Artes Gráficas y  miembro fundador de la Editorial Aral, junto con Antonio Martín, que ya están disponibles las Actividades del libro en formato PDF en la web de la Editorial.

Como ya anunciamos en alguna entrada anterior, recientemente hemos presentado una nueva edición del libro al haberse agotado la primera.

Como quiera que pensamos que debe haber en el mercado material de referencia nos embarcamos en la actualización de los contenidos siendo el resultado esta nueva edición que entre otras novedades, adelgaza de peso y de precio, pero no de contenidos.

El segundo libro de la primera edición se correspondía con las actividades que ahora pasan a ser de uso libre lo que sin duda facilitará la labor de profesores y aliviará las espaldas de los estudiantes.

Para acceder a las mencionadas actividades te remito a la página a través del link en la imagen:

materiales de producción en las artes gráficas, industria gráfica, editorial aral, jesús garcía jiménez, artes gráficas

Presentamos la nueva edición del libro de Materiales de Producción en Artes Gráficas

libro materiales de producción en artes gráficas, artes gráficas, juanjo rodriguez, jesús garcía jiménez,El próximo miércoles día 27 de septiembre, la editorial Aral, el infatigable Juanjo Rodríguez y un servidor, presentamos la nueva edición del libro de Materiales de Producción en Artes Gráficas en las instalaciones del IES Puerta Bonita.

Esta edición se debe al hecho de haberse agotado la anterior y aprovecha para mejorar aspectos de todo tipo así como incorporar nuevos contenidos que a buen seguro serán del interés de todos aquellos interesados.

En los años transcurridos desde su publicación, el libro de Materiales de Producción en Artes Gráficos ha contribuido a la formación de muchos alumnos de multitud de centros de formación profesional de Artes Gráficas de España e incluso de centros formativos en el extranjero, algún que otro opositor nos consta también lo ha utilizado y esperamos que le haya sido de ayuda, así como a empresarios y trabajadores del sector gráfico.

Se halla como libro de referencia y consulta en muchas empresas, imprentas de todo tipo tanto públicas como privadas y en otras instituciones similares… lógicamente damos las gracias a aquellos que han confiando en los contenidos que se presentaban pasando por alto errores y erratas propias y ajenas…

La nueva edición del libro contendrá los correspondientes defectos pero esperamos que al igual que la primera edición contribuya a un mayor conocimiento de los materiales que se utilizan en el sector gráfico y contribuya a evitar problemas en relación con los mismos favoreciendo la eficiencia en el trabajo y la calidad de los productos propios resultado del trabajo gráfico.

 

 

Salvemos el planeta ahorrando papel ??

He estado chequeando mi bandeja de  entrada y lo cierto es que no he recibido muchos correos con la firma electrónica personalizada que incluye una leyenda como la siguiente o parecida:

Antes de imprimir este correo electrónico, piense bien si es necesario hacerlo: El medio ambiente es cuestión de todos.

Pero… no hay que investigar mucho para encontrar algún blog moderno henchido de ideas ecológicas que incluso disponen de la etiqueta «blog sin huella de carbono» ??? que pone a disposición del que quiera códigos sencillos con plantillas con la leyenda que adjunto o parecida y alguna imagen molona en tonos verdes, con arboles, plantas, hojas o algún otro elemento de reminiscencias verdureras…

El caso es que como indico recibo pocos de estos correos pero me molestan en mayor o menor grado dependiendo de mi humor de ese día y tal molestia tiene su origen en el hecho de que el mensajito de marras se me ha enviado por correo electrónico y lo recibo en un  dispositivo tecnológico, cachivache constituido por plásticos de todo tipo y condición, minerales de dudosa procedencia algunos de los cuales están manchados de sangre y otros compuestos «vete tu a saber» de los cuales no tengo ni la menor idea de que son ni de que están compuestos puesto que se cuidan mucho de decirlo en ningún documento, esté éste en formato papel o se presente como documento electrónico.

Para aquellos preocupados por el devenir de planeta en el cual nos debemos incluir todos más aún si tenemos en cuenta el magnífico cambio climático del cual gozamos (digo «gozamos» porque los gurús del tiempo de los medios de información se empeñan en llamar buen tiempo al hecho de que haga un calor impropio de la época en marzo por ejemplo, hasta tal punto que sale gente en las playas, bañándose en esa época y naturalmente disfrutando del «buen tiempo»).

Para los preocupados, digo, propongo otros mensajes menos molones pero que apelan más a la lógica más absoluta, teniendo en cuenta que el ahorro en la tala de árboles no es tal ya que si el papel procede de bosques bien gestionados (ya hablaremos en otra entrada de la Cadena de Custodia) tal como se realiza en los países con conciencia ecológica como los nuestros y mecanismos administrativos de gestión, no solo no se destruyen bosques sino que se crea más masa forestal. Los árboles son un cultivo que se puede gestionar bien y el recurso es inagotable: basta plantar más que los que se talan… sencillo, no?

En caso el que para esos preocupados propongo algún mensaje del tipo:
«Dado que tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos y modos de comunicación, lee y envía mensajes con el móvil, whatsapp y similares pero no abuses de ellos, cada mensaje consume energía por poca que sea y si por cualquier «impensada» circunstancia el mensaje que envías es una tontería… pues eso».
«Los mensajes no son gratis total… por lo menos para el planeta».
«Utiliza un teléfono móvil pero no le cambies cada poco tiempo para seguir las modas, apura su vida útil: ahorrarás y evitarás el -reciclado- del dispositivo».

(por cierto alguien sabe como se reciclan y en que se emplean todos y cada uno de los componentes en los de estos cachivaches).

Bueno ahí queda eso.

Por si alguien quiere contrastar la realidad del papel os remito a un magnifico documento sobre el tema y basado en datos:

El papel: mitos frente a datos que encontrarás en la web de Aspapel: http://www.aspapel.es/el-papel/mitos

Datos fehacientes son los que tienen que proporcionar aquellos que lanzan lemas facilones que siguen directrices muy concretas de determinados grupos de presión que disfrazan de buenrollismo medioambiental oscuros movimientos económicos.

La comunicación y sus vehículos

En estos últimos días he tenido ocasión de leer un par de artículos relacionados entre sí y que tienen por denominador común la evolución de la lectura y de los soportes sobre los que se vehículan los  contenidos de comunicación.

  • «El apagón de los libros digitales»
  • «Lectura digital o en papel ¿Qué contamina más?»

Los títulos son muy sugerentes y para leer los artículos completos remito a las fuentes para leerlos íntegros:

Para «El apagón de los libros digitales» os remito al boletín nº 381 de la Industria papelera: http://www.aspapel.es/actualidad/boletin-electronico/14198

En cuanto al segundo, «Lectura digital o en papel ¿Qué contamina más?» es un viejo artículo de 2013 pero de vigente actualidad y que por lo tanto no está de mas volver a rescatar para seguir reflexionando sobre el tema. Lo encontráis fácilmente en internet puesto que se ha publicado en diversos medios, poniendo el título en el buscador. A mi el primero que me sale es del Heraldo:  http://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2013/08/10/lectura_digital_versus_impresion_papel_que_contamina_mas_245270_310.html

Evidentemente parece que estoy tirando piedras sobre mi propio tejado en la medida que recomiendo encarecidamente la búsqueda en internet de tales artículos y su lectura, sosegada eso sí, en la pantalla del dispositivo digital que utilicemos para la búsqueda (un ordenador, una tablet, un Smartphone,…).

Y es que nada es sencillo, ni se reduce a blanco o negro, ya que sin duda la comunicación mediante medios digitales supone un avance innegable, imparable y por lo tanto sea bienvenida su aportación que no es más que la mejora continua y lógica de cumplimiento de necesidades perentorias de comunicación del ser humano: inmediatez en el espacio y en el tiempo: lo quiero y lo quiero aquí y ahora. Nada que objetar, al contrario, un servidor es un entusiasta aprovechado de estas ventajas aportadas por la tecnología.

Ahora bien, se ha de tener en cuenta el contexto comunicacional (este asunto es para mi de gran interés y le dedicaré alguna reflexión futura más, teniendo en cuenta que me parece constatar cierto despiste generalizado al respecto, precisamente por ello creo que soy de las pocas personas que no tiene WhatsApp deliberadamente).

A ello hay que añadir ciertas aseveraciones bienintencionadas o malintencionadas, vete tu a saber, que buscan claros fines comerciales y de organización interna, me refiero esos comunicados continuos sobre lo malo que es el papel como soporte de comunicación ya que se «destruyen» bosques.

En este caso lo que busca la empresa no tiene ningún fin altruista por mucho que lo pretenda disfrazar, busca reducir sus costes en la distribución de la información claro está. Que en este caso coincida con ventajas para el medio ambiente, pues vale, pero no nos tomen por tontos (por cierto, mensajes parecidos se encuentran en correos de particulares… supongo que el remitente tiene muy claro la comparación de la huella de carbono  generada por las tecnologías implicadas en la creación y distribución de la información)

De hecho no está demostrado que una actuación (enviar la factura en papel) sea más o menos dañina para el medio ambiente que la actuación propuesta (enviar la factura por correo electrónico). Para ello se debieran realizar estudios científicos de todo el ciclo del comunicado desde su inicio, incluidos los gastos energéticos de los dispositivos implicados y la reciclabilidad de los mismos, es decir, no es tan sencillo. El mensaje electrónico se envía mediante dispositivos tales como ordenadores, tablets, smartphones,… que tienen una vida útil muy escasa y que por lo tanto se desechan con facilidad (tengo una hija adolescente por si a alguien esta en el mismo caso que yo) y que presentan importantes problemas de reciclado… Se están dando pasos en ese sentido y esperemos información más científica al respecto en años venideros.

Por lo que respecta al libro electrónico, yo que imparto materias sobre producción editorial y además soy lector asiduo, puedo constatar por experiencia personal, por seguimiento en la evolución del mercado y por conversaciones con editores que si bien el libro electrónico no ha muerto lo cierto es que lo sigue teniendo complicado para derrotar al libro en papel.

Por motivos profesionales me inicié pronto en el libro electrónico (el primer intento es del siglo pasado), así que dispongo de un par de eReader personales y otros tres o cuatro en el trabajo, un par de tablets personales y otras cuatro o cinco en el trabajo, otros tantos ordenadores personales y más de un centenar en el departamento en el cual  trabajo, tengo miles de libros clasificados por autores de todo tipo, la mayoría desconocidos, que jamás leeré y que no recuerdo ya quien me los pasó, pero que me ocupan un montón de gigas en ni me acuerdo donde…

Con esto quiero decir que la experiencia de lectura, en mi caso, no es la misma que con un libro en papel. Se lee igual sí, pero no es lo mismo. Vamos que prefiero la lectura en papel, porqué será. Ya, dirá alguno, tu es que no eres nativo digital… bueno… salvo el tema comentado del WhatsApp  dudo que un «nativo digital» (esto de los estereotipos….) tenga acceso a tantos dispositivos como tengo yo y le dedique tanto tiempo a la interacción con ellos.

Larga vida al papel

 

 

 

 

Serie Packaging (I) Introducción

Quien más quien menos, todo el mundo ha oído esta expresión en alguna ocasión y más o menos tiene una idea de a que se refiere aunque a la hora de definir el tal conceto no está tan claro.

Y es que «el conceto es el conceto» (Quien no pille la broma que se vea la película «Airbag» que se echará unas risas).

Por lo pronto es una expresión en inglés que se usa con alegría por nuestras tierras como otras muchas expresiones de los susodichos.  Por lo general para traducir esto echamos mano de la expresión «Envase y embalaje», que no está mal pero que necesitamos más de una palabra y aún así tampoco queda claro. Así que a gusto del consumidor, nosotros por eso de la economía de palabras nos quedamos con Packaging que nos vale para entendernos y ya la tenemos perfectamente asimilada.
El caso es que en estos momentos ya llevamos avanzadas unas clases sobre este particular en el curso de Maestro Especialista en Diseño y Dirección de Arte -DB Maestro- que ya va por es segundo año y que recomiendo a aquellos que teniendo formación en Artes Gráficas quieran seguir creciendo en conocimientos, aplicación de técnicas y experiencias.
Yo por lo pronto iré incluyendo en esta web y es probable que lo traslade a la web de la especialidad: www.dbmadrid.es si ello es posible.

`packaging, departamento artes gráficas salesianos atocha, esko, impresión y corte, roland Truevis

Packaging realizado para Esko durante el congreso de FESPA ESPAÑA que tuvo lugar en las instalaciones de nuestro departamento de Artes Gráficas de Salesianos Atocha

Por lo pronto para comenzar describiremos el área de estudio:

Vamos a enterder Packaging como el producto complementario a un bien que sirve para contener y/o comunicar.

Hay otras definiciones por ahí pero no me convence ninguna y me quedo con la mía que está reducida a la mínima expresión y de ahí su virtud y que me la he trabajado yo (últimamente ando pelín mosqueado porque al investigar en la web para los proyectos que tengo en marcha me he encontrado algún que otro plagio manifiesto de textos míos, dicen que la copia es un homenaje, con eso me consolaré…) .

A lo que íbamos, el packaging es un producto y como quiera que en la mayoría de los casos se imprime , aunque no tendría porqué, pues pasa a ser de nuestra plena incumbencia.

Como producto que es tiene una corporeidad y cumple al menos una función (aunque no solo). Ahora bien, tal producto no tiene entidad por sí mismo, salvo para los frikis que nos dedicamos a profesiones relacionadas con su construcción estructural o su embellecimiento por las razones que sean. Su razón de ser ha de buscarse en los bienes que acompaña complementándolos hasta tal punto que en casos extremos puede llegar a fagocitar a dicho bien.

Si nos atenemos a la descripción propuesta hemos ya comentado su esencia como producto y su papel complementario, nos resta pues explicar que es papel no es baladí, antes al contrario, es sumamente importante.

Por un lado hablamos de función contenedora, y ya en su mínima expresión hallamos en los orígines de la humanidad tan humilde acompañante. Como profesor de materiales de impresión en las artes gráficas comienzo el curso de esta particular materia de estudio ennobleciendo tan aparentemente humildes contenidos diciendo a los alumnos que los soportes de impresión y las tintas participan en las primeras fases de la humanidad ya que los primeros seres humanos demuestran su humanidad y su conciencia de humanidad manchando las paredes de las cuevas (soportes) con sus manos manchadas (manchantes o tintas). ¡Ahí va!, para que luego hablen de las profesiones más antiguas de la humanidad… El caso es que en los enterramientos de esos primeros humanos suelen aparecer bolsitas o contenedores similares con productos en su interior, o sea que ya entendían de packaging esta buena gente, ahí es nada…

Lo cierto es que desde bien temprano se han utilizado contenedores de alimentos para su transporte, para su conservación (Jacques-Yves Cousteau, un excelente divulgador del mundo del mar con magníficos documentales, y que encuentras en la wikipedia, parece ser que tuvo el placer de tomarse un vino rescatado del fondo del mar y conservado en un ánfora no recuerdo bien si griega o romana). Ni que decir tiene que actualmente esta función no ha mermado antes al contrario…

Por otro lado en la definición hablamos de comunicar, no necesariamente siempre, pero en la mayoría de los caso (que propietario de bienes que desea comercializar desaprovecharía una superficie, bien visible, asociada a su producto y perfectamente imprimible por las más variadas técnicas). Esto también viene de antiguo ya que las mencionadas ánforas y antes en el Antiguo Egipto y en Mesopotamia se etiquetaban o marcaban los contenedores para saber su contenido. La aportación más moderna, aunque no mucho más es el hecho de que la comunicación no solo sea informativa sino que incorpore mensajes cuya finalidad es vestir y convencer al potencial comprador.

Continuará…

Preparando la nueva edición de Materiales de Producción en la Industria Gráfica: propósitos del año nuevo

Una vez iniciado el nuevo año, sin suerte en la lotería pero rebosante de salud… volvemos a la tarea de intentar transmitir alguna idea o conocimiento por si le viene bien a algún interesado.

Entre los variados frentes que tengo abiertos en el plano profesional, algunos de los cuales ya he comentado, se halla la revisión del libro de Materiales de Producción en la Industria Gráfica, libro que se publicó con algún defectillo de obra primeriza en 2008 en coautoría con Juanjo Rodríguez y que agotada la edición y dado el razonable funcionamiento comercial y sobre todo, dada la función positiva que viene realizando en nuestro sector, creemos que se merece una nueva edición actualizada.

Resultado de imagen de materiales de producción en artes gráficas

Así, si todo va bien, esperamos que haya una nueva edición para el inicio del próximo curso. Nueva edición y no reimpresión porque los cambios que estamos realizando así lo avalan.
Por lo pronto yo ya he iniciado el proceso de revisión, al principio con cierta pereza, pero a estas alturas estoy francamente entusiasmado por la oportunidad de volver a tener que profundizar obligatoriamente en temas que, con la inercia de los años y el la dispersión propia de la profesión que nos impone el incremento constante de horas y alumnos a atender, así como el tener que asumir diversas áreas de conocimiento, han ido acumulando polvo intelectual.

Sin que haya habido cambios espectaculares, excepto los derivados de la práctica desaparición de la película como elemento de transferencia intermedio en los procesos de generación de la forma impresora, sí son notorias ciertas evoluciones que se están dando en buena parte de los materiales, bien por mejoras técnicas en los sistemas de impresión que hemos dado en llamar convencionales, sobre todo en la mejora de su eficiencia, pero sobre todo en la aplicación de estos mismos materiales y otros de nuevo cuño en relación con la importante evolución que se ha llevado a cabo en estos ocho años desde su publicación en la impresión digital. A la impresión digital ya le hemos dedicado alguna que otra entrada y lo que te rondaré morena. Ni que decir tiene que yo ando algo convencido sobre el futuro de este conjunto de tecnologías hasta tal punto que le he dedicado a su promoción y estudio un libro  a pesar de que llevo años diciendo que no voy a escribir ningún libro técnico más… bueno, cuando publique el otro proyecto paralelo sobre seguridad y diseño….

Muchos de los aspectos que se apuntaban ya en el libro de Materiales en relación con estos temas ya se han concretado y siguen desarrollandose con fuerza, hecho que nos congratula por lo que conlleva de acierto: la evolución constante de los soportes no papeleros entre los cuales destacan los plásticos, los tejidos y los soportes compuestos en general, pero no solo, asociados a nuevos desarrollos de productos posibles impulsados con fuerza por las nuevas tecnologías y el acceso a estos productos y servicios por cada vez más capas de población.

La evolución lógica y fácilmente predecible hacia una utilización de los materiales más sostenible donde impere la cordura y el resultado sea lo más equilibrado posible recurriendo a la reducción, la reutilización y el reciclado nos permitirá dejar un mundo un poco más límpio a nuestros herederos.
Por lo menos en nuestra industria gráfica podemos dar fe de esta mentalidad y ciertamente las empresas gráficas, la mayor parte de ellas sino todas, disponen de los certificados medioambientales que así lo atestiguan, aunque no es cuestión de certificados, es cuestión de mentalidad y la mentalidad de nuestro sector es clara en ese sentido.

En las entradas venideras desarrollaré algún punto parcial de esta particular evolución.