A VUELTAS CON LA CALIDAD

Ahora que estamos cerrando la evaluación y los políticos se desgañitan con promesas de todo tipo entre la cuales no podía faltar (una vez más, como no) mejorar la calidad en las empresas y el arreglar la enseñanza (esto alguien me lo tendrá que confirmar ya que procuro no ver las noticias hasta que no arrecie el temporal mediático que generan las elecciones varias)…  pues puede que sea un buen momento para alguna reflexión personal al respecto.

Cierto es que en las empresas se ha implantado, sí o sí, la CALIDAD así en mayúsculas,  y ya todas las organizaciones disponen de algún magnífico tipo de certificado ISO, EFQM,… que blanden con orgullo. Yo mismo contribuí en su momento a la implantación de tales certificados en distintos sectores productivos y con pleno convencimiento en su momento como bien se puede comprobar en las antiguas entradas de este blog que precisamente se originó con la calidad y cuyo nombre sigue siendo el de qualitasaagg.

Lo cierto es que últimamente ando pelín decepcionado con los resultados que observo (de hecho me llevo a dar la “espantá” en su momento), ya que la cruda realidad es persistente y a pesar de se atesore ingenuidad a raudales lo cierto es que no es bastante para no ver que todo viene a desvirtuarse (con el paso del tiempo o de las personas) en menor o mayor grado, por muchos puntos (de calidad) que se vayan acumulando.

Ejemplos de ello:

En primer lugar se elimina en los planes de estudio de la formación de grado superior la gestión de la calidad, como si los futuros mandos intermedios no debieran conocer las premisas básicas de una herramienta imprescindible (aunque cuestionable en su uso actual), a todos los efectos se viene a confundir el culo con las témporas…

En segundo lugar se constata que la calidad en las empresas en general se ha quedado en un mero instrumento de control (controlar lo que se hace mal, controlar a los empleados) y no de gestión (aprovechar el conocimiento para mejorar los procesos, procedimientos, tareas,…)

En tercer lugar también se constata que el certificado ya no es ni siquiera una barrera de entrada a advenedizos, lo cual era una de sus funciones (precisamente una de las que consideraba interesantes). Ejemplo a mi entender es el hecho de que los Certificados de profesionalidad, enseñanza en teoría más exigente en cuanto a requisitos de impartición que lo que había anteriormente, en la práctica se imparten en empresas de dudosa solvencia de conocimientos (autoescuelas que imparten certificados de profesionalidad del sector editorial ¿¿??, por poner un ejemplo próximo…esperpéntico, verídico)

En cuarto lugar si bien se aplica el certificado en la empresa en realidad no sirve como instrumento de mejora ya que no es difícil sortear los mecanismos de supervisión y control que se establecen más aun teniendo en cuenta que la certificación no deja de ser un servicio pagado… pagado.

Supongo que podría haber más “lugares” pero ya está bien por el momento…

Para que no quede una entrada pesimista ahí va algún consejillo barato: apliquemos el método cartesiano y buceemos en nuestro interior para hallar la calidad en su estado básico en nosotros mismos (al lado de la lógica más elemental y el buen juicio), trasladémosla con mimo a nuestras acciones haciendo las cosas bien y a la primera. Si cada uno aportamos nuestro granito de arena es posible que no sea necesaria tanta fanfarria al respecto.

 

Calidad recuperada. Círculo Deming

Imprimir

Tengo un tanto olvidada a la Gestión de la calidad, el germen de este blog y parte de mis intereses profesionales e intelectuales en estos últimos años. Hay alguna excusa como el hecho de ir teniendo cada vez menos obligaciones relacionadas con este particular campo, unido a lo que absorben otros intereses emergentes en otras áreas (supongo que se apreciará en la evolución de este blog, de eso se trata) y sobre todo, la decepción creciente debido, a mi juicio, al claro mal uso de la Gestión de la calidad en los entornos que me muevo. Ciertamente es algo que produce desazón ver como se utiliza la gestión de la calidad en las empresas como un instrumento de pago, obligatorio y a regañadientes solo para ganar puntos y no como una herramienta de mejora del sistema… lo que significa mejoras en la eficiencia y ahorro de costes (ya he incorporado algún artículo sobre los costes de la calidad).

El caso es que la Gestión de calidad con mayúsculas, no tiene la culpa de que se utilice de forma impropia así que ahí va una nueva incorporación a los gráficos de calidad en la sección de calidad de la página web, sobre el Ciclo PDCA tal vez más conocido como el Círculo o Rueda Deming.

Este planteamiento tiene la belleza de la simplicidad y, su aplicación práctica, de fácil realización, puede traer beneficios inmediatos no solo a las empresas sino a cualquiera que se anime a aplicarlo.

Día del trabajo 2015 y formación profesional en España

Sobre el trabajo

Aprovecho esta jornada de descanso en honor del Trabajo (así, en mayúsculas) para incorporar alguna reflexión al respecto. Como quiera que tengo responsabilidades que me relacionan con el mundo de la empresa, más en concreto en el sector de la comunicación editorial y gráfica en general, me parece percibir de primera mano un mayor optimismo, salvo mínimas excepciones, en la actitud y el comportamiento de las empresas con las que tengo relación y entiendo que eso se puede extrapolar al conjunto de la empresa en general.

El mes pasado tuve que realizar las gestiones necesarias para que los alumnos de los cuales soy tutor iniciaran el periodo de realización de las prácticas en las empresas y ello supone contactar con los empresarios y sondear el terreno. Por lo general, todos los contactados, y son bastantes, estaban muy ocupados, lo cual independientemente de lo que me  cuenten sobre su situación actual, eso ya en sí es la buena señal.

Sobre la formación profesional

Creo haber comentado en anteriores entradas mi grata sorpresa de ver como en la noticias de algunas de las cadenas de televisión más importantes se ha prestado atención, con generosidad en el tiempo dedicado (no tanto como al fútbol, pero menos es nada) a realizar un análisis razonablemente documentado y con cierta profundidad, de la formación profesional y de su reconocida exitosa aportación al tejido productivo y al desarrollo de la sociedad en general: tengamos en cuenta que un alumno de formación profesional adquiere buena parte de las capacidades demandadas por las empresas solo en dos cursos académicos, realizando prácticas en empresas  reales los últimos tres meses del último curso e insertándose (y esto es una de las medidas del éxito) en un alto porcentaje, por encima del 60%, porcentaje más interesante aun si tenemos en cuenta que una buena parte de los alumnos que titulan pero no se insertan lo que hacen es proseguir sus estudios, bien otro ciclo formativo o bien un grado universitario, que de todo tenemos.

Sobre formación profesional, los políticos y la política

En la actualidad, como estamos en período electoral, sale de manera recurrente el tema de la formación profesional, que si bien es apoyado por prácticamente todos los partidos políticos (no hay ninguno que hable mal) luego en la práctica se queda todo en más de lo mismo: cicatería en la asignación de medios y presupuestos y cambios, cambios, cambios,… en función del signo político de la formación que gobierne. Cambios que repercuten negativamente en el conjunto de la formación (para cuando un consenso de todos los partidos políticos en este sensible, estratégico tema…)

No me extenderé más en este particular apartado que ha surgido a partir de las reflexiones que me pueden suscitar el día del trabajo, realmente tendría bastante que decir, sobre la formación pública y privada, la formación dual, la formación de los trabajadores, la formación dual, la formación continua, la formación ocupacional, los certificados de profesionalidad…, y otros asuntos que por motivos de trabajo me afectan directamente.

Sobre los ciclos formativos como opción de formación

Sí recomiendo, ya que estoy en ello, a que aquellos que tengan que formarse, piensen en la formación profesional, como una alternativa seria, muy seria a otros estudios (incluidos los estudios universitarios), y con buenas posibilidades de inserción laboral a corto-medio plazo, y ya que está abierto el periodo de pre-inscripción en algunos ciclos ahí dejo un enlace sobre la formación profesional en España:

http://www.todofp.es/

Y si alguien le interesa la formación que impartimos nosotros en el departamento en el cual trabajo, esta es nuestra web:

http://salesianosatocha-artesgraficas.es/

Naturalmente, podéis contactar conmigo directamente a través de este blog o de la web.

>Control de procesos gráficos > ENTRADAS > MATERIALES PARA LA PRODUCCIÓN > SOPORTES DE IMPRESIÓN > CARACTERÍSTICAS ESTRUCTURALES > GRAMAJE

El peso del papel o gramaje se expresa en los gramos que pesa un metro cuadrado del mismo gr/m2.

La reducción del peso implica una merma de otras propiedades relacionadas: resistencia mecánica, opacidad, traspasado, transparentado y en casos extremos de variación puede provocar importantes problemas de paso de papel por máquina (maquinabilidad).

En prensa se ha venido experimentando una reducción del peso (de 45 a 42 gramos) con vistas a obtener importantes ahorros en las compras de esta materia prima.

Las normas que recogen las especificaciones  relacionadas con el gramaje son:

ISO 536:2012  Paper and board — Determination of grammage (última revisión)

UNE-EN ISO 536:1997  Papel y cartón. Determinación del gramaje (basada en la anterior norma ISO 536:1995)

>Control de procesos gráficos > Preimpresión > Recomendaciones> sobre originales > ORIGINALES > IMÁGENES ANALÓGICAS

Por imágenes analógicas entendemos  aquellas que se presentan en formato papel, plástico o soporte equivalente, tanto opacos como transparentes. Esto supone la necesidad de digitalización bien mediante escáner o captación fotográfica digital.

La presentación física de los originales se ha de tener muy en cuenta dado que el tratamiento a aplicar dependerá de las características de éstos.

Hasta hace pocos años eran los tipos de originales predominantes (si nos remontamos unos años atrás más ni siquiera existían los originales digitales) y ahora son una especie de reliquia de facto. Importantes empresas multinacionales que disponían de grandes cuotas de mercado en este sector han tenido que reconvertirse, readaptarse y se mantienen en el mercado a duras penas ofertando otros productos o servicios. Prácticamente todas las editoriales han tenido que actualizar sus bancos de imágenes de opacos o transparencias a archivos digitales aunque mantengan los archivos originales. Esto supone ahorros de tiempo en la clasificación, localización, el posterior tratamiento, en el espacio dedicado a su almacenamiento y un incremento en la seguridad en la custodia.

No obstante un cierto trabajo de digitalización de este tipo de originales se sigue realiza con regularidad. Esta situación continuará algunos años más hasta que el grueso de los originales analógicos conservados se digitalice convenientemente.

>Tratado de producción editorial > Gestión de la calidad en el proceso editorial

Hago un alto en el camino, que no es tal, para comunicar a aquellos que siguen este blog el hecho de que he publicado un nuevo libro: “TRATADO DE PRODUCCIÓN EDITORIAL”. Bajo este título trato de recoger aspectos que considero relevantes en relación con esta materia.

Tal materia es objeto de estudio en la formación reglada de formación profesional en España, la formación continua (másteres y formación para empresa) y formación ocupacional (formación para desempleados).Desconozco los casos de otros países por lo que sería de agradecer que alguien comentara como está el patio en su tierra.

También puede ser de interés para aquellos que estén pensando en la autoedición como vía de canalizar sus inquietudes puesto que en él hallará todas las pautas necesarias para realizar el proyecto.

Y aunque es un trabajo sobre producción editorial, sí quiero destacar que, como no podía ser menos, se tocan temas de gestión de la calidad, dado que la calidad debe incrustarse en el proceso si se quiere una producción bien gestionada, efectiva y beneficiosa.

Concretamente el capítulo 5 titulado “Producción”·incluye las pautas de control de la calidad tanto de los contenidos (corrección de concepto, de estilo, ortotipográfica,…) como de la forma (pruebas de posicionamiento, de color, de contrato,…) así como las valoraciones necesarias en relación con el producto terminado.

Buena parte de estas consideraciones son las que están desarrollándose en las últimas entradas de este blog y se corresponderían con una hipotética segunda parte del libro “Gestión de la calidad en el sector gráfico”.

El libro en cuestión se comercializa en papel en impresión bajo demanda,(según mi editor es posible conseguirlo en otros países fuera de España) o como ebook en formato PDF con DRM. El precio del libro en papel son 14,5 euros en el segundo caso son 8 euros (puede salir más barato con descuentos).

Ahí van algunas webs donde se puede obtener información o conseguir:

En papel:

http://www.graphicbook.com/libros/tratado-de-produccion-editorial/9788490112861/

O a través del propio editor:

http://www.visionlibros.com/detalles.asp?id_Productos=11490

En E-Book:

http://www.terrabooks.es/detalles.asp?id_Productos=11490

http://ebooks.cyberdark.net/tratado-de-produccion-editorial-el-sector-y-su-historia-edicion-derechos-fabricacion-y-comercializacion-de-productos-editoriales-ebook-n64411.html

http://libros.elmundo.es/TRATADO-DE-PRODUCCION-EDITORIAL-EL-SECTOR-Y-SU-HISTORIA_-EDICION_-DERECHOS_-FABRICACION-Y–COMERCIALIZACION-DE-PRODUCTOS-EDITORIALES-JES-_250;S-GARC-_237;A-JIM-_233;NEZ-VISION-LIBROS-LibroEbook-es-9788490112878.html

Un saludo

>Control de procesos gráficos > Preimpresión > Recomendaciones> sobre originales

Los originales son el punto de partida de todo el proceso gráfico. Estos adecuadamente tratados permitirán la obtención de múltiples copias.

Entrada

El original en las artes gráficas consiste en un elemento preparado para ser copiado presentado sobre un soporte físico, único, constituido por información gráfica o digital.

En un futuro, no muy lejano, el elemento físico del cual depende (papel, película, CD o DVD) se utilizará solo de forma anecdótica o en aquellos casos en los que estos soportes son un componente esencial del original (p. ej. originales artísticos), quedando solo el archivo digital, como elemento inmaterial si bien dependiente de los dispositivos que los almacenan, tratan y vehiculan.

Tales grafismos se componen de zonas con imagen y zonas sin imagen que reproducen elementos de todo tipo, bien con referente real (fotografías) o inventados (textos, ilustraciones) y que son reconocidos por aquellos que intervienen en el proceso comunicativo.

Dada la necesidad del ser humano en cuanto a extender sus mensajes en el espacio y en el tiempo, el sector gráfico ha sido el encargado de que esta información pueda ser reproducida sobre los más variados soportes mediante los procedimientos adecuados, permitiendo así la generación de múltiples copias impresas que permite llevar el mensaje a un cierto número de público incluso en diferentes localizaciones geográficas en el presente y en el futuro.

Para ello, el original deberá ser tratado de forma adecuada con el fin de hacerle apto para la reproducción, puesto que, por lo general, las características propias de los originales no son compatibles con los procedimientos que permiten su copia en los sistemas de impresión utilizados.

Cada sistema de impresión tiene sus condicionantes por lo que es necesario conocerlos antes de realizar los ajustes correspondientes.

>Control de procesos gráficos > Diseño > Recomendaciones > Para el establecimiento del contrato IV

Por lo que respecta a las pruebas:

Se ha de especificar cuando se deben preparar pruebas y de qué tipo:

En las fases iniciales:

En blanco y negro (pruebas de posicionamiento con textos e imágenes falsas). Pueden servir para los cálculos pertinentes en la fase de proyecto) y valoración de layouts. Es recomendable guardar las pruebas definitivas como pruebas de proyectos. Dependiendo del tipo de producto y el coste asociado pueden ser sustituidas por pruebas de color). A especificar en el contrato.

Mediado el proceso:

En color de concepto En la fase de preimpresión, con textos e imágenes definitivas a medida que se van incorporando. No sirven para la valoración definitiva del color pero proporcionan una aproximación que será cuanto más fiable cuanto mejor esté gestionado el color en el entorno productivo y fiable sea el dispositivo de salida. Recomendable guardar pruebas finales y cualquiera que haya servido para validar cambios.

Final del proceso preimpresión:

En color certificadas. Se recomienda realizar pruebas de color certificadas si el trabajo es crítico. Mostrarán como quedará el color con un alto grado de precisión. Las pruebas certificadas deben estar realmente certificadas (acompañar de informe de certificación). Sirve de base contractual y se entregará al impresión el control de la desviación y obtención de la hoja ok.

De imposición o ferros. Pruebas de color en plotter con las formas impuestas. No sirven para validar el color y sí la imposición y el correcto orden de las páginas. Conviene la validación y firma del cliente.

Especiales

En prensa de pruebas (colores directos). Para colores especiales que no pueden reproducirse en los sistemas de pruebas convencionales por hallarse fuera de gama el color a reproducir. Recoger en contrato.

Mesas de corte (simular troquelados). Para productos con troquel. A recoger en contrato.

Visualizer (de Esko). Prueba simulada mediante software, reproduce aspectos que no se pueden simular con ninguna prueba convencional, dorados, plateados, efectos de luz, plastificados… De interés en packaging fundamentalmente. A especificar en contrato.

Nota: Si se tienen dudas sobre si se ha de preparar o no una prueba, lo mejor es hacerla y hacerla a menudo. Recordemos que sirven para detectar problemas en el proceso y conviene detectarlos lo antes posible, así son más fáciles y económicos de corregir

>Control de procesos gráficos > Diseño > Recomendaciones > Para el establecimiento del contrato III

Por lo que respecta al color habrá que especificar con claridad si el producto lleva una o varias tintas y cuales:

  •                         – B/N, monocolor, color de realce
  •                         – Duotonos, tritonos
  •                         – Cuatricromía
  •                         – Hexacromía
  •                         – Colores especiales
  •                         – Barnices

Es muy importante la comunicación del color y determinar objetivamente los resultados que se pretenden:

Se trata de evitar imprecisiones por lo que es recomendable utilizar guías de color, y/o comunicarse mediante la referencia a valores colorimétricos

Si se utilizan muestras, establecer cuando utilizarlas y las condiciones de visualización

Tener cuidado con los muestrarios ya que pueden estar caducados (el fabricante suele dar un año) lo que complicaría la gestión de cualquier desacuerdo.

Importante recordar que algunos colores especiales pueden ser simulados con más facilidad que otros utilizando los colores de la cuatricromía (Coincidencia de gama) por lo que es recomendable tener referencias razonables a mano como las guías de Pantone to process por ejemplo.

>Control de procesos gráficos > Diseño > Recomendaciones > Para el establecimiento del contrato II

Al establecer el contrato se debe considerar con cuidado los materiales que se van a emplear dado la influencia que éstos tienen sobre el producto final. Los materiales deben ser compatibles entre sí y adecuados al entorno en el que se va a desenvolver el producto.

Comenzamos con TINTAS:

Entre las RECOMENDACIONES sobre tintas en relación con productos que se van a imprimir encontramos que:

Conviene conocer la relación soporte-tinta.  No toda combinación de tinta-soporte es compatible. Especial dificultad pueden ocasionar soportes poco o nada porosos lo que requerirá tintas adecuadas. El fabricante suele recoger esta circunstancia en sus catálogos (o debería).

Conviene hacer pruebas previas con los colores críticos. Colores corporativos, fuera de gama y colores especiales en general … aunque las pruebas sean caras puede que sea el único modo de asegurar el resultado final. Ante la duda realizar prueba.

Especial consideración deben tener las tintas metálicas y fluorescentes. Debido a su especial composición pueden ser una magnifica fuente de dolores de cabeza. Importante recurrir a muestras…

Conviene tener claramente determinado si el producto resultante requiere alguna resistencia especial relacionada con las tintas: resistencia al roce, al calor, al frío, a las grasas,…En función del producto final la elección puede ser determinante. Si el producto es especial es muy conveniente realizar las consultas oportunas.

Hay que tener claro que las guías de referencia de color (pantoneras y similares) tienen una vida útil limitada (por lo general el fabricante establece un año) En todo caso estas guías deben manipularse con limpieza y guardarse en lugares que impidan que les afecte la luz. Lo cierto es que el grado de fiabilidad disminuye con el paso del tiempo. Si el producto es crítico, mejor la aprobación del color con el responsable presente y en condiciones controlada: iluminación, dispositivos de control y medición,…

Conviene saber que ciertos colores especiales no pueden reproducirse en CMYK (pero claro si eso no se sabe mejor no diseñar). En relación con esto último no está de más tener a mano una pantonera de Pantone to process.