Sobre la Norma ISO 14298. Management of security printing processes – Gestión de procesos de impresión de seguridad

Tal como anunciaba en la anterior entrada ya hemos presentado una  primera propuesta de traducción de la Norma ISO 14298 cuyo título al traducido al español se corresponde provisionalmente como Gestión de procesos de impresión de seguridad.
Esta norma se halla clasificada dentro de Tecnología gráfica del Comité 130 de ISO y su traducción al español le corresponde al Comité 54 de AENOR.

iso 14298, Management of security printing processes; gestión de procesos de impresión de seguridad, jesús garcía jiménez, artes gráficas

La norma establece los criterios a seguir por los impresores de productos de seguridad en la realización de los productos propios de su ámbito de actuación.

Es posible que por ello cualquier impresor que no se dedique especialmente a este campo -la impresión de seguridad- no vea la necesidad de interesarse por la citada norma ni por las especificaciones que incluye.

No obstante, nada más lejos de la realidad, la norma 14298 se basa con en buena medida en la norma ISO 9001 con la cual la mayoría de los impresores están familiarizados dada la implantación de la certificación en procesos de calidad en el sector gráfico.

Independientemente de lo pesado que pueda resultar la certificación y su mantenimiento posterior a ningún impresor que se halle certificado en calidad se le escapa el valor organizativo que conlleva tal implementación y la aportación positiva que ello supone en la gestión de la empresa.

Por otro lado, buena parte de las empresas gráficas en algún momento tiene que lidiar con encargos que conllevan una cierta exigencia, en mayor o menor grado, en materia de seguridad, hecho que sin duda se verá incrementado en el futuro dada la evolución de los mercados cada vez más exigentes, siendo en muchos casos un valor diferenciador y motivo de la captación de ciertas cuentas y de su mantenimiento.

Por lo tanto, recomiendo que cualquier empresa gráfica,  con independencia de que trabaje en la impresión de seguridad, tenga en  cuenta esta norma, que tras las revisiones pertinentes con bastante probabilidad se publicará en  español en 2017 o 2018 (lógicamente se puede adquirir en inglés o  francés, los idiomas de partida).

En la plataforma online de visualización hallar la tabla de contenidos de la norma, su introducción y los apartados 1 a 3 de la citada norma:

https://www.iso.org/obp/ui/#iso:std:iso:14298:ed-1:v1:en

Dada que la publicación de estos puntos está abierta con fines divulgativos, realizamos nosotros lo mismo en esta entrada con la propuesta de traducción al español por si alguien tiene dificultades con el inglés o quiere aportar alguna apreciación a la propuesta:

TECNOLOGÍA GRÁFICA – GESTIÓN DE PROCESOS DE IMPRESIÓN DE SEGURIDAD

INTRODUCCIÓN
General
Esta Norma Internacional especifica los requisitos de un sistema de gestión de impresión de seguridad para impresores de seguridad.

Las prácticas habituales de gestión de impresión de seguridad no disponen de suficientes garantías de mantenimiento de controles efectivos de seguridad que protejan los intereses tanto de los clientes como del público en general. Con el uso de esta Norma Internacional la organización establece, documenta, implementa y mantiene un sistema de gestión de impresión de seguridad. Este sistema de gestión de impresión de seguridad se revisa regularmente con el fin de mejorar continuamente su eficiencia. Se reconoce que los requisitos del cliente algunas veces sobrepasan los requisitos de esta Norma Internacional así los sistemas de gestión de impresión de seguridad también se dirigen a los requisitos de los clientes que están más allá del campo de aplicación de esta Norma Internacional.

La adopción de un sistema de gestión de impresión de seguridad es una decisión estratégica para una organización. El diseño e implantación de un sistema de gestión de impresión de seguridad en una organización se ve influenciado por necesidades variadas, objetivos particulares, productos proporcionados, procesos empleados, ambiente de seguridad, temas culturales, limitaciones legales, evaluación de riesgos y por el tamaño y estructura de la organización.

Se toman medidas para reducir todas las amenazas de seguridad determinadas en la evaluación de riesgos de la organización para alcanzar los objetivos de este estándar de gestión de sistemas de impresión de seguridad. Tales controles se centran en reducir, eliminar y prevenir actos que comprometan el sistema de gestión de impresión de seguridad de la organización.

Esta Norma Internacional no pretende obtener la uniformidad en la estructura del sistema de gestión de impresión de seguridad o la uniformidad de la información documentada. El sistema de gestión de impresión de seguridad cumple con las leyes y regulaciones vigentes. Los requisitos especificados en esta Norma Internacional son complementarios a los requisitos para los productos y procesos de una organización y permite añadir requisitos específicos por parte del cliente.

Esta Norma Internacional se desarrolla para su aplicación por parte de los impresores de seguridad. Contiene requisitos que cuando son implantados por un impresor de seguridad pueden ser auditados objetivamente para propósitos de certificación/registro.

Enfoque basado en procesos

Esta Norma Internacional promociona la adopción de un enfoque basado en procesos cuando desarrolla, implementa y mejora la eficiencia de un sistema de gestión de impresión de seguridad.

La aplicación de un sistema de procesos dentro de la organización, junto con la identificación e interacción de tales procesos, y su gestión se conoce como “enfoque basado en procesos”. La ventaja que aporta un “enfoque basado en procesos” es el control continuo que proporciona sobre la interacción entre los procesos individuales dentro del sistema de procesos así como sobre sus combinaciones.

Principios básicos

Cuando se halla implementado, el sistema de gestión de impresión de seguridad:

a) alcanza a la seguridad de los productos, procesos, medios de producción, premisas, información, material suministrado;
b) se utiliza para demostrar el complimiento continuo de los requisitos y, naturalmente, las necesidades de los clientes;
c) permite a la dirección obtener la confianza de que se alcanza el grado de seguridad acordado y permanece efectivo;
d) permite a los clientes obtener la confianza de que se obtiene o será obtenido el nivel de seguridad acordado.

Esta Norma Internacional establece cuales son los elementos de que consta un sistema de gestión de impresión de seguridad y no como una organización dada implementa estos elementos.

1. OBJETO Y CAMPO DE APLICACIÓN

Esta norma establece los requisitos de los sistemas de gestión de impresión de seguridad para impresores de seguridad.

Esta Norma Internacional establece un conjunto mínimo de requisitos para los sistemas de gestión de impresión de seguridad. Las organizaciones garantizan que los requisitos de seguridad del cliente se cumplan según corresponda, siempre y cuando no se hallen en conflicto con los requisitos de esta Norma Internacional.

2. REFERENCIAS NORMATIVAS

No se citan referencias normativas

3. TÉRMINOS Y DEFINICIONES

A efectos de este documento aplican los siguientes términos y definiciones.

NOTA: La cursiva en una definición indica una referencia cruzada a otro término definido en este apartado; el número de de la referencia para el término se indica entre paréntesis

3.1
Organización –organization–
Persona o grupo de personas que tiene sus propias funciones con responsabilidades, autoridad y relaciones para alcanzar sus objetivos (3.8)

Nota 1 a la entrada: El concepto de organización incluye, pero no está solo limitada, a un único comerciante, compañía, corporación, firma, empresa, autoridad, asociación, institución de caridad u otro tipo de institución similar, en parte o combinación de ellas, tanto si actúa como grupo o no o si es pública o privada.

3.2
Parte interesada –interested party, stakeholder –
Grupo de interés –stakeholder–
Persona u organización (3.1) que puede afectar, o verse afectada, o percibirse como afectada por una decisión o actividad

3.3
Requisito –requirement–
Necesidad o expectativa establecida, generalmente implícita u obligatoria.

Nota 1 a la entrada: “generalmente implícita” significa que es costumbre o práctica común para la organización y para las partes interesadas que la necesidad o expectación bajo consideración está implícita.

Nota 2 a la entrada: Un requisito especificado es aquel que está establecido, por ejemplo mediante información documentada.

3.4
Sistema de gestión –management system–
Conjunto de elementos mutuamente relacionados o que interactúan de una organización (3.1) que establece políticas (3.7) y objetivos (3.8), y procesos (3.12) para alcanzar tales objetivos.

Nota 1 a la entrada: Un sistema de gestión puede abordar una sola disciplina o a varias disciplinas.

Nota 2 a la entrada: Los elementos del sistema incluyen la estructura de la organización, roles y responsabilidades, planificación, operación, etc.

Nota 3 a la entrada: El campo de aplicación de un sistema de gestión puede incluir toda la organización, específicas e identificadas funciones de la organización, específicas e identificadas secciones de la organización o una o más funciones de un grupo de organizaciones.

Nota 4 a la entrada: Un sistema de gestión contiene información documentada para dirigir y controlar la organización.

3.5
Alta dirección –top management–
Persona o grupo de personas que dirigen y controlan una organización (3.1) al más alto nivel

Nota 1 a la entrada: La alta dirección tiene el poder de delegar autoridad y proveer de recursos dentro de la organización.

Nota 2 a la entrada: Si el campo de aplicación del sistema de calidad (3.4) cubre solo una parte de la organización entonces la alta dirección se refiere a aquellos que directamente controlan esa parte de la organización.

3.6
Eficiencia –effectiveness–
Amplitud con la que se realizan las actividades planificadas y se alcanzan los resultados planificados.

3.7
Política –policy–
Intenciones y orientación de una organización (3.1) tal como se expresan formalmente por la alta dirección (3.5).

3.8
Objetivo –objective–
Resultado que se pretende alcanzar

Nota 1 a la entrada: Un objetivo puede ser estratégico, táctico o de operación.

Nota 2 a la entrada: Los objetivos pueden estar relacionados con diferentes disciplinas (tales como finanzas, salud y seguridad y metas medioambientales) y pueden aplicarse a diferentes niveles [tales como estratégicos, globales, de proyecto, productos y procesos (3.12)]

Nota 3 a la entrada: Un objetivo puede ser expresado de diversas maneras, por ejemplo un pretendido ingreso, un propósito, un criterio de operación, un objetivo de seguridad (3.32) o por el uso de otras palabras con similar significado (fin, meta, propósito)

Nota 4 a la entrada: En el contexto de sistemas de gestión de impresión de seguridad los objetivos de seguridad (3.32) son fijados por la organización y son consistentes con la política de seguridad para alcanzar uno resultados específicos.

3.9
Riesgo –risk–
Efecto de la incertidumbre

Nota 1 a la entrada: Un efecto es una desviación de lo esperado –positiva o negativa–

Nota 2 a la entrada: La incertidumbre es el estado, incluso parcial, de falta de información relacionada para comprender o conocer las consecuencias de un evento o su probabilidad.

Nota 3 a la entrada: El riesgo se caracteriza a menudo en referencia a eventos potenciales (ISO Guide 73, 3.5.1.3) y consecuencias (ISO Guide 73:2009, 3.6.1.3), o una combinación de los mismos.

Nota 4 a la entrada: El riesgo se expresa a menudo en términos de una combinación de las consecuencias de un evento (incluyendo cambios en las circunstancias) y a la asociada probabilidad (ISO 73:2009, 6.6.1.1) de ocurrencia.

3.10
Competencia –competence–
Habilidad para aplicar conocimiento y destrezas para alcanzar los resultados pretendidos

3.11
Información documentada –documented information–
Información que requiere ser controlada y mantenida por una organización (3.1) y el medio en el cual está contenida

Nota 1 a la entrada: La información documentada puede estar en cualquier formato y medio y proceder de cualquier fuente.

Nota 2 a la entrada: La información documentada puede referirse al sistema de gestión (3.4) incluidos los procesos relacionados (3.12); información creada con el fin de que la organización funcione (documentación); y evidencia de los resultados obtenidos (registros).

3.12
Proceso –process–
Conjunto de actividades mutuamente relacionadas o que interactúan, las cuales transforman elementos de entrada en resultados.

3.13
Desempeño –perfomance–
Resultado medible

Nota 1 a la entrada: El desempeño puede relacionarse con hallazgos cuantitativos o cualitativos.

Nota 2 a la entrada: El desempeño puede relacionarse con la gestión de actividades, procesos (3.12), productos (incluidos servicios), sistemas o organizaciones (3.1).

3.14
Externalizar –outsource–
Establecer un acuerdo mediante el cual una organización (3.1) externa realiza parte de las funciones o procesos (3.12) de una organización

Nota 1 a la entrada: Una organización externa está fuera del campo de aplicación del sistema de gestión (3.4) aunque la función externalizada o el proceso se halla dentro del alcance.

3.15
Supervisión –monitoring–
Determinar el estado de un sistema, un proceso o una actividad

Nota 1 a la entrada: Para determinar el estado puede ser necesario chequear, medir, supervisar u observar críticamente

3.15
Medición –measurement–
Proceso (3.12) para determinar un valor

3.17
Auditoría –audit–
Proceso (3.12) sistemático, independiente y documentado para obtener evidencias de la auditoría y evaluarlas de manera objetiva con el fin de determinar la extensión en que se cumplen los criterios de auditoría.

Nota 1 a la entrada: Una auditoría puede ser interna (primera parte) o una auditoría externa (segunda parte o tercera parte), y puede ser una auditoría combinada (combinando dos o más disciplinas).

Nota 2 a la entrada: “Evidencia de auditoría” y “criterio de auditoría” se definen en ISO 19011.

3.18
Conformidad –conformity–
Cumplimiento de un requisito (3.3)

3.19
No conformidad –nonconformity–
Incumplimiento de un requisito (3.3)

3.20
Corrección –correction–
Acción de eliminar una no conformidad (3.19) detectada

3.21
Acción correctiva –corrective action–
Acción de eliminar la causa de una no conformidad (3.19) y prevenir que vuelva a ocurrir

3.22
Mejora continua –continual improvement–
Actividad recurrente para aumentar la capacidad del desempeño (3.13).
3.23
Evaluación de riesgos –risk assessment–
Proceso general de identificación, análisis y evaluación de riesgos
[ISO Guide 73:2009, 3.4.1]

3.24
Impresor de seguridad –security printer–
Productor de documentos impresos o productos de valor o legales, documentos de identificación o láminas de seguridad (3.25) los cuales se protegen físicamente contra la imitación, falsificación y alteración mediante características de seguridad (3.26)

3.25
Impresión de seguridad –security printing–
Conjunto de procesos (3.12) que transforman materias primas en documentos o productos de valor o legales, documentos de identificación o láminas de seguridad (3.25) físicamente protegidas por características de seguridad (3.26)

3.26
Láminas de seguridad –security foil–
Material en forma de lámina fina que contiene un elemento de variabilidad óptica o alguna característica de seguridad (3.26) similar, el cual aplicado a documentos o productos los protege físicamente contra la imitación, falsificación y alteración.

3.27
Característica de seguridad –security feature–
Componente integrado en le producto para protegerle frente a la imitación, falsificación y alteración

3.28
Seguridad –security–
Protección de productos, procesos, información, medios de producción, características de seguridad y de la cadena de suministros

3.29
Amenaza –threat–
Acción o posible ocurrencia, sea maliciosa o no, de romper la seguridad (3.27) de un sistema

3.30
Brecha de seguridad –security breach–
Infracción o violación de seguridad

3.31
Procedimiento documentado –documented procedure–
Modo establecido de trabajo, documentado, implementado y mantenido.

3.32
Objetivo de seguridad –security objetive–
Resultado a alcanzar en materia de seguridad (3.28)

Nota 1 a la entrada: Los objetivos de seguridad en general están basados en las políticas de seguridad de la organización.

Nota 2 a la entrada: Los objetivos de seguridad en general se establecen para funciones y niveles relevantes de la organización.

3.33
Gestión de la seguridad –security management–
Actividades coordinadas para dirigir y controlar una organización en materia de seguridad (3.28)

Nota 1 a la entrada: “Dirigir y controlar” en general implica el establecimiento de la política, objetivos, planificación, control, aseguramiento de la calidad y mejoras en materia de seguridad (3.28). El aseguramiento de la calidad representa todas las acciones planificadas y sistemáticas necesarias para proporcionar el suficiente grado de confianza que un producto o proceso cumple con los requisitos de seguridad.

3.34
Plan de seguridad –security plan–
Información documentada que especifica los procedimientos y recursos que satisfacen los requisitos de seguridad de la organización

3.35
Control de seguridad –security control–
Aspecto de la gestión de la seguridad (3.33) dirigido al cumplimiento de los requisitos de seguridad

3.36
Acción preventiva –preventive action–
Acción para prevenir la causa de una no conformidad (3.19)

3.37
Trazabilidad –traceability–
Habilidad para trazar la historia, aplicación o localización de aquello que está bajo consideración

Nota 1 a la entrada: Cuando consideramos un producto, la trazabilidad puede relacionarse con el origen de los materiales y partes, la historia de su procesado y la distribución y localización del producto tras su entrega.
(ISO 9000:2005, 3.5.4, modificado)

3.38
Recurso –resource–
Personal, información, premisas, equipos de proceso (software y hardware) y herramientas

3.39
Cadena de suministros –supply chain–
Conjunto de procesos (3.12) interconectados y recursos (3.38) que comienzan con la obtención de las materias primas y termina con la entrega de los productos y servicios al consumidor

Nota 1 a la entrada: Las cadenas de suministros incluyen a productores, proveedores, fabricantes, distribuidores, mayoristas, vendedores y proveedores de logística. Ello incluye instalaciones, plantas, oficinas, almacenes y sucursales y pueden ser tanto internas o como externas a la organización.

Nota 2 a la entrada: La gestión de la cadena de suministro en relación con esta Norma Internacional incluye el control de proveedores y clientes desde el punto de valor de seguridad inicial, que es el punto en el que se agrega seguridad al producto

Reingeniería de procesos o la impresión digital en la industria gráfica actual

El pasado día 23 de febrero participé como ponente en un evento de Xerox España destinado a su canal de ventas de toda España del cual se da cuenta en el blog del departamento y supongo que se hará reseña en La Prensa Gráfica, uno de los patrocinadores de la Jornada. Tal evento giraba en torno a la Xerox Versant 80, uno sus últimos lanzamientos y con notable éxito en ventas por las cifras que se están obteniendo.

hero-640x440

El Jornada tuvo como referente una guía publicada en inglés “A designer´s guide to Ultra HD Resolution” que expone de forma detallada a modo de argumentario las ventajas de la impresora  Xerox Versant 80 y que hemos traducido al español para los participantes en este día con en fin de facilitar la comunicación a sus clientes reales y potenciales. Nos han pedido que no se divulgue la versión traducida pero su versión en inglés original está disponible y en abierto en este enlace: http://www.office.xerox.com/latest/V21GL-02U.pdf y que recomiendo que se lea con interés puesto que aporta conocimientos interesantes (y se aprovecha para practicar el inglés).

evento xerox salesianos atocha 2017, versant 80

Vista general del evento. Momento de presentación.

Como ya he comentado en varias ocasiones, nuestro Departamento de Artes Gráficas de Salesianos Atocha viene colaborando con Xerox España desde hace más de 20 años, una colaboración Win to Win que ha dado excelentes resultados a ambas partes del acuerdo y que con esta última colaboración se ve reforzada como no podía ser menos. Tal modelo de colaboración ha servido de ejemplo para otras colaboraciones similares tanto de nuestro departamento como de otros centros formativos, nos consta (como apunte decir que este modelo de colaboración entre centros de enseñanza de formación profesional y empresas del sector (proveedores, empresas de producción o servicios…) se va dando con mayor asiduidad lo que redunda en una mejor calidad de la formación de los futuros profesionales).

En relación con lo que estoy comentando, este curso he tenido la ocasión impagable de visitar con distintos grupos de alumnos empresas tales como Truyol, con un imponente catálogo de servicios de impresión digital a otras empresas,Gráficas Moterreina, empresa tradicional de impresión offset y más recientemente Emsur, empresa de huecograbado para la impresión papel y todo tipo de complejos plásticos.

Un denominador común que une estas empresas tan dispares en cuanto a actividades, procesos, productos realizados y mercados es precisamente la impresión digital.

Truyol se posiciona como una empresa de servicios de valor añadido a otras empresas más tradicionales precisamente basándose en la extraordinaria flexibilidad de la impresión digital para hacer aquellas cosas que la impresión convencional no puede hacer o lo puede a un precio inasumible. El éxito de este planteamiento es claro dada la evolución de la empresa que dispone de todo tipo de tecnologías de impresión digital, que renueva su parque de maquinaria constantemente y que dedica recursos importantes a I+D+I.

Gráficas Monterreina por su parte la he catalogado de empresa convencional de offset pero que sin duda ha dado un salto de valor en la calidad entendida como una herramienta de ventaja competitiva. En este caso la empresa cuenta con equipos de impresión digital que cumplen unas determinadas funciones: aparte de una HP Indigo como complemento a la producción en offset y para tiradas cortas, equipo que podemos encontrar ya con facilidad, junto con Xerox Igen o impresoras digitales similares en cualquier empresa gráfica tradicional, quiero destacar ahora el gran equipamiento disponible en preimpresión, tanto de software como de hardware y bien utilizado, para la realización de pruebas de de posicionamiento, color y contractuales. Esto no es nuevo claro está, de hecho fue uno de los primeros medios de penetración de la impresión digital en la empresa gráfica, pero me parece detectar un énfasis creciente por parte de las empresas gráficas tradicionales en el control del proceso basado en pruebas cada vez más ajustadas y en combinación con las máquinas de producción offset lo que significa la realización de perfiles propios y dar más peso, mucho más, el que realmente le corresponde, a la prueba contractual… ¿y con que sistemas se realizan estas pruebas? con impresoras digitales naturalmente…

La tercera empresa referenciada, Emsur, parece ser la más ajena a la impresión digital y sin embargo en cada rotativa se halla instalada un dispositivo complementario esencial para la continuidad y revalorización de su negocio, un cabezal de impresión digital, que en este caso es se utiliza para la inserción de códigos (de barras, QRs,..) con datos variables (referencia del fabricante, lote, fecha, etc) pero que con las debidas modificaciones puede comvertirse en un complemento para imprimir diseños complejos con variabilidad por lotes o incluso individualmente, tendencia que ya estamos viendo en el mercado y con éxito por cierto (asunto de mi ponencia en el evento por cierto).

En definitiva y como moraleja, la idea que quiero expresar y de la cual soy firme convencido, como bien se puede deducir de anteriores entradas, es que dentro de los planes estratégicos de cualquier empresa de artes gráficas se ha de contemplar obligatoriamente la impresión digital y las múltiples opciones que esta proporciona. Aquellos que asuman esta realidad y la integren de manera real en sus procesos incluido en comercial pueden encontrar ventajas competitivas estimables. Aquellos que no lo más probable es que vean erosionarse más o menos agresivamente el mercado en el que se hallen instalados.

Dejo para otra ocasión comentar el evento de Xerox, una vez que disponga de imágenes y las valoraciones de La Prensa, así como que se den las circunstancias más favorables para la reflexión (estamos a final de evaluación, final de curso para los segundos y el inicio de la formación en Centros de trabajo)…

Gestión de la Calidad en las Industrias Gráficas

Ya se que este es el título de uno de los libros que tengo publicados pero es que me parece el título más acertado para esta entrada. Y es que la semana pasada, Sara, una antigua alumna con responsabilidades en la gestión de la calidad en una conocida empresa gráfica de aquí de Madrid me solicitaba, en mi calidad de tutor de la formación en centros de trabajo de los grado superior de nuestro departamento de Artes Gráficas , que le asignáramos algún alumno para que realizara el módulo de FCT (Formación en Centros de Trabajo) para que colaborase con ella en calidad de ayudante.

Por desgracia, mi respuesta no ha sido la que me gustaría proporcionar ya que, dado que procuramos asignar a los alumnos en función de sus intereses y habilidades, no puedo determinar si algún alumno está interesado en este particular área de trabajo y desconozco también si alguno dispone de las habilidades necesarias para realizar las tareas asociadas a esta función (por ejemplo analizar y extraer conclusiones a partir de un gráfico de control de proceso), ya que las hornadas de nuevos alumnos desconocen totalmente en que consiste la Gestión de la calidad en la industria gráfica a no ser que tengan conocimientos previos sobre ello (que va a ser que no).

Esto es debido a que al implantar los nuevos ciclos, el módulo de Gestión de la Calidad en la Industria Gráfica desapareció por completo de los planes de estudio*… alguien decidió en su momento que la gestión de la calidad no era lo suficientemente relevante como conocimiento para los futuros Técnicos, o en todo caso confundió Gestión de Calidad en la Empresa Gráfica con Control de Calidad de Procesos, o lo que es lo mismo, la parte por el todo.

* Me recuerda el caso del módulo Inglés técnico que también fue barrido de los planes de estudio durante una serie de años, porque alguien en su momento decidió que estos conocimientos no eran importantes… en la actualidad se ha vuelto a implantar con la pasión desmedida de los conversos, lo cual esta bien, claro está, y ya se imparte en todos los ciclos formativos tanto de grado medio como superior y se incita la Formación en el Centro de Trabajo en el extranjero ¿? sin determinar la bondad de esta última opción ¿no hay suficientes empresas, y buenas, en nuestro país, que digo en nuestro país, en nuestro entorno inmediato…?

La reflexión tiene cierta importancia aunque aparentemente tiene poco remedio, ya que aparte de la anecdótica petición de esta antigua alumna que probablemente no podré complacer (se ha trasladado la oferta a los alumnos que tienen que realizar la FCT este año pero hasta ahora ninguno se ha interesado), también coincide en el tiempo con otras señales que me llegan de otras fuentes: algún reportaje sobre el incremento en la demanda de Expertos en Gestión de la Calidad en las empresas (a través de mi Linkedin y sin hacer ningún esfuerzo al respecto estoy siendo asaltado por ofertas en relación con este particular), y algún otro reportaje también sobre la importancia de la reducción de costes en las empresas como una herramienta de competitividad (precisamente las entradas más visitadas en este blog, que es un poco cajón de sastre, son las relacionadas con herramientas de Gestión de la Calidad: la Curva de Costes de la Calidad, el diagrama de Pareto, el diagrama Causa Efecto y entradas de similares.

gráfico de costes de calidad, Jurán, costes de conformidad, constes de no conformidad, jesús garcía jiménez

diagrama causa efecto, diagrama de Ishikawa, diagrama de espina de pescado, gráficos de calidad, jesús garcía jiménez

Y cierto es que la Gestión de la Calidad la debemos enmarcar dentro de las funciones directivas, las cuales por lo común requieren titulación universitaria, pero que no estaba de más que los alumnos con titulación de grado superior, los cuales parte de ellos darán ese salto posterior a la Universidad (algún ejemplo tengo ya), adquieran estos conocimientos , ya que los contenidos de este tipo de formación y su particular enfoque, amplían su horizonte de conocimientos, globalizan su visión de empresa y del entorno empresarial, les ayudan a flexibilizar sus procesos mentales, les hacen comprender los vínculos entre todos los procesos y les permiten contemplar la empresa como un todo relacionado, contribuyendo de esta manera a abarcar una realidad más amplia con lo que ello supone de enriquecimiento de su intelecto de cara a su futuro profesional que complementado con su formación técnica los posiciona como la opción más ajustada, más realista y eficiente para la asumir las distintas funciones de las empresas gráficas actuales y del futuro, incluidas las directivas.

RELACIONES ENTRE CENTROS DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE ARTES GRÁFICAS – EMPRESAS GRÁFICAS

pilares escuela gráfica-empresa gráfica, jesus garcia jimenez, jesusgarciaj, ilustración blog calidad gráfica, fctAprovechando la especial y siempre grata circunstancia de las visitas que anualmente venimos realizando a empresas durante los días etiquetados como “Semana Cultural” en torno a la festividad de Don Bosco, patrón de los Salesianos y fundador e impulsor de lo que hoy conocemos como Formación Profesional, voy a analizar lo que considero una fructífera relación a lo largo de estos años.

Me refiero a la relación que se establece entre los centros de formación profesional y las empresas de un determinado sector, en nuestro caso los centros de formación profesional en los cuales se imparten ciclos formativos de artes gráficas y las empresas gráficas. Esta relación se halla ya plenamente consolidada y en constante enriquecimiento mutuo y se sustenta a mi juicio sobre cuatro pilares y todos ellos clave:

El primero es una imposición, pero que al contrario de la mayoría de las imposiciones, en este a caso el resultado viene siendo gratamente feliz. Me refiero a los planes de estudio que establecen como módulo obligatorio en los Ciclos Formativos la Formación en el Centro de Trabajo (FCT). Este especial módulo, muy pautado, aun siendo mejorable como todo, es clave en la formación profesional mostrando ya frutos evidentes (un gran porcentaje de alumnos continua la relación con la empresa una vez acabada su formación). Prueba de ello es que a todo lo que tiene éxito enseguida le salen imitadores, cosa que sucede en este caso, tanto por “arriba”, las Universidades y su plan Bolonia, como por los laterales, academias de todo pelaje y condición, “certificados de profesionalidad”, y productos similares copian, disimuladamente o con descaro, la fórmula FCT con éxito más o menos cuestionable y en ningún caso equiparable -inadaptación de los alumnos a los puestos, tareas poco o nada relacionadas, escasa cantidad de horas en la empresa, falta de atención tutorial, trabajo real encubierto o disfrazado,…

El segundo comprende un conjunto de acuerdos de colaboración empresas-centros de formación de tipo “Win to Win” que ya llevamos desarrollando muchos años -nuestro departamento ha sido en cierta medida uno de los pioneros en nuestro sector: Xerox, Esko,…-, y cuyas ventajas para todas las partes implicadas están claramente contrastadas (en estos años de colaboración no ha habido ninguna ruptura de los acuerdos tomados, antes al contrario nuevas relaciones se establecen mientras se refuerzan las existentes). En esta relación también incluyo los Convenios de Colaboración que nos unen con las empresas en las cuales nuestros alumnos realizan el módulo de FCT y que se cuentan por decenas solo en nuestro sector, con un flujo constante de alumnos y sin problemas reseñables.

El tercero es el motivo de este artículo y es el hecho de que dentro de las actuaciones formativas de nuestros alumnos  las empresas nos abran sus puertas a visitas que, analizadas en frío son en apariencia una molestia para las mismas (un tropel de alumnos y profesores paseando por las instalaciones, rompiendo la rutina y haciendo perder tiempo a los que nos atienden). Lo cierto es que todos los años movemos a todos nuestros alumnos distribuidos en visitas entre varias empresas de tal manera que el número de visitantes sea razonable por lo que normalmente implicamos entre cuatro a seis empresas en estas actividades. En las mismas encontramos una atención, un interés, un respeto por parte de las empresas exquisito: cuando solicitamos la visita se prestan sin mayores problemas, se adaptan a nuestros particulares horarios y nos atienden con extrema cortesía los directores generales, los jefes de producción y los trabajadores sin distinción (doy fe de ello) y ya de paso nos imparten una clase magistral impagable de sus procesos con pasión y orgullo, algo enormemente motivador para nuestros alumnos y para los profesores que los acompañamos.

El cuarto y último tiene que ver con las particulares relaciones de amistad entre profesores  y miembros de las empresas y que se van construyendo a partir de los tres pilares descritos anteriormente. Las relaciones continuadas debido al necesario contacto para tramitar y supervisar la formación de los alumnos en la empresa, la renovación de los Convenios de todo tipo que nos vinculan estableciendo lazos estrechos de colaboración entre las empresas proveedoras y productoras y las escuelas gráficas y el continuado contacto que suponen las visitas programadas, requieren esfuerzos que trascienden una mera relación formal y que se cimenta en una autentica vocación profesional por ambas partes. El  hecho se constata en los encuentros en los que cada vez con más frecuencia coincidimos, en muchos casos por expreso deseo de los empresarios o de sus asociaciones y en otros en los cursos de formación continua impartidos a los trabajadores.

Estos pilares son base para una formación de calidad en un mundo en progresión y muy competitivo. Todo el conocimiento obtenido por estos medios se transmite a profesores y alumnos y volverá a las empresas en forma de trabajadores mejor formados, más vocacionados y por lo tanto más eficientes e implicados. Por lo que nos toca, nada más placentero para un profesional de la formación, en nuestro caso de la formación profesional, sentirse valorado por todos los integrantes del sector, trabajadores, empresarios, proveedores, asociaciones.

Herramientas de valor añadido en la comunicación: diseño y gestión de datos variables con XMPie

La pasada semana he tenido un encuentro profesional a mi juicio fructífero para mi personalmente pero más para el departamento en el que trabajo (el departamento de Artes Gráficas de Salesianos Atocha) y por extensión para nuestros alumnos, futuros trabajadores del sector de la comunicación. Se trata de una primer y cordial reunión con Sharon, responsable de soluciones para el canal de XMpie.

XMpie, Datos Variables, VDP, Jesús García Jiménez, Artes Gráficas, Salesianos Atocha, Xerox

Inicio de la presentación Diseño e Impresión de Datos Variables con XMpie de Xerox preparada para el canal de Xerox.

XMpie es una compañía susidiaria de Xerox y esto son palabras mayores.
Por si alguien lo desconoce, Xerox es una de las grandes multinacionales que está en el big bang de la revolución de las comunicaciones que se originó a mediados del siglo pasado, en la que nos encontramos remando en los tiempos actuales (esto no ha acabado). O lo que es lo mismo, Apple Computer (por si alguno anda algo desinformado), lo que hizo fue recoger y/o copiar lo que los ingenieros de Xerox estaban desarrollando en Palo Alto (no se ofenda nadie, no quitemos ni un ápice de merito a Jobs y Wozniak, que supieron ver con meridiana claridad lo que los directivos de Xerox no vieron aunque lo tuvieran literalmente delante de las narices… claro que esto es fácil decirlo a toro pasado…).
Lo cierto es que Xerox sigue siendo una de las grandes empresas en el sector de la comunicación (no solo en impresión digital), de gestión empresarial y de la calidad (el concepto de “Benchmarking” que anda en estos momentos de moda aunque no es de ahora, también procede de la aplicación que en los años 80 le dio Xerox y que posteriormente otras compañías copiaron, nunca mejor dicho).
Con esto quiero señalar que si Xerox apuesta por soluciones como XMPie que implican tecnologías de gestión de documentos variables es muy buena señal.
Nuesta relación con XMPie no es nueva, ya que disponemos de esta tecnología desde hace años y la venimos aplicando en la formación de nuestros alumno en relación con el módulo de impresión digital que se imparte en varios ciclos formativos y en algún módulo del Máster en Diseño y Dirección de Arte.
Por si alguien del entorno profesional sigue este blog, le remito a la página web de XMPie:
http://www.xmpie.com/es/
en la cual, además de informarse de esta solución, podrá descargarse XMPie Udirect, UImage y UChart con todas sus funcionalidades activas (salvo la de publicación, para ello se requiere licencia por supuesto).
Esto es de interés ya que permite complementar la formación en este particular campo y mejor aún prepararse para el posible concurso de diseño con datos variables que pretendemos lanzar el próximo año.
Lógicamente, si alguien se convence de su interés y quiere profundizar en las soluciones de XMPie ya andamos preparando uno o varios cursos sobre este particular y que anunciaremos con tiempo.
Mientras tanto los interesados podéis echar un vistazo a esta otra web de XMPie con ejemplos de aplicación:
http://www.xmpie.com/kiosk/
Si puedo más adelante introduciré una nueva página en la web para dar cabida a conocimientos, procedimientos, trucos, ejemplos de aplicación de las herramientas de XMPie.

Diseño de marca e impresión de seguridad. 4ª Conferencia Internacional en Diseño y Artes Gráficas

cidag, diseño de marca, seguridad de marca, diseño, jesús garcía jiménez, artes gráficas

El próximo miércoles 26 de octubre estaré presente como orador en Barcelona en la 4ª Conferencia Internacional en Diseño y Artes Gráficas (CIDAG) en la cual desarrollaré la ponencia “Diseño de marca e  impresión de seguridad“.

En esta ponencia presentaré algunas de las opciones actuales que tienen los diseñadores para defender la marca frente a las copias ilegales, falsificaciones y otras manipulaciones posibles, todas ellas con el denominador común de ser lesivas para la marca (en coste económico, en prestigio,…)

Este es, sin duda, un mal en continuo crecimiento en nuestra sociedad moderna altamente globalizada, por lo que la necesidad de defensa se hace cada vez más apremiante y no solo para las grandes marcas, sino para todas ellas en su conjunto.

Cierto es que algunas marcas cuyos productos están más comprometidos ya incorporan diversas medidas de seguridad en sus productos y documentos “sensibles” desde hace décadas para lo cual recurren a unas pocas empresas con un extraordinario grado de especialización, a través de las cuales obtienen un “traje a medida” y para el cual han de hacer una inversión* (alta) acorde a este tipo de soluciones, pero que en todo caso les compensa el esfuerzo.
*Defiendo que el coste asumido en la implementación de estas medidas debe interpretarse como inversión aunque fiscalmente no sea considerado así. El desembolso será menos doloroso para la marca si piensa en estos términos y realiza una estimación de los costes reales (y/o potenciales) que le pueden acarrear las falsificaciones, fraudes variados y pérdida de prestigio en general.

PERO A DÍA DE HOY, no solo las grandes marcas, sino todas las marcas sin excepción son
susceptibles de ser atacadas en acciones de este tipo. No obstante para algunas su menor volumen de negocio o su desconocimiento del peligro y de sus posibles soluciones, les supone una barrera de entrada real que les impide el acceso a estos servicios altamente especializados.

Ahora bien, es posible defender razonablemente bien cualquier marca si se disponen de los conocimientos especializados oportunos al respecto y se integran en el diseño de forma natural.

Para ello es necesario que dispongan de tales conocimientos:

  • Los diseñadores (cualquier diseñador incluso los no especializados en este área, pueden ser requeridos para diseñar o rediseñar una marca, por lo cual han de estar preparados para esta eventualidad)
  • Los responsables de marca (como máximos garantes de la solidez de la marca en el mercado y su seguridad)
  • Las empresas gráficas (cualquiera que quiera ofrecer servicios de valor añadido a sus clientes, es decir, todas)

De tal manera que con un mínimo de incremento de la inversión en el diseño, la preimpresión, la impresión y/o los acabados se consiga incrementar exponencialmente el nivel de seguridad de los productos gráficos asociados a la marca, su seguimiento y su defensa en caso de producirse el hecho delictivo.

Como es natural, y tal como se deduce de la anterior exposición, defiendo encarecidamente la necesidad de ampliar los conocimientos en este particular área del diseño y por las razones explicadas, de los diseñadores, de los responsables de cualquier marca y de las empresas del sector gráfico en general, fundamentalmente en los centros de formación como no podía ser de otra manera, de una manera profunda, sistemática y sostenida.

Los diseñadores porque deben conocer las mejores alternativas a ofrecer a sus clientes cuando propone diseños de marca o rediseños.

Los responsables de marca porque podrán categorizar los productos impresos en función de su riesgo de ataque, podrán clasificarlos en función de lo críticos que sean tales ataques para la salud de la marca y las finanzas de la empresa y podrán establecer los mecanismos pertinentes que garanticen su trazabilidad.

Las empresas gráficas para conocer las posibilidades de que disponen en función de sus instalaciones y plantear las opciones de inversión pertinentes para ampliar la oferta a sus clientes.

En conclusión

La marca es sin duda uno de los principales activos de la empresa, en buena parte de los casos su
principal activo, por lo que su protección debe ser prioritaria.

El responsable de marca es el garante de la solidez de la marca en el mercado. El conocimiento de los mecanismos de protección y de las acciones de trazabilidad de los productos de la marca es prioritario para conseguir niveles de protección adecuados con una inversión razonable.

El diseñador comprometido con sus clientes debe conocer en cierta profundidad los posibles mecanismos de protección de éstas, su formación en este campo es por lo tanto prioritaria.

La empresa gráfica debe conocer en profundidad las opciones que puede ofertar a sus clientes o a los prescriptores de éstos, aportando soluciones en relación con las necesidades de seguridad de la marca. Su formación constante en este área debe ser por lo tanto prioritaria. Este conocimiento y su implementación práctica puede ser relevante para diferenciarse en el mercado.

¡¡Por allí resopla!! -de nuevo sobre impresión digital-

Debido a la preparación de cursos varios, másteres, presentaciones, proyectos y asesorías de todo tipo, ando algo liadillo como para disponer de tiempo sosegado para entradas a este blog con la caótica regularidad que vengo mostrado. No obstante ahora que veo un poco de luz tras mi última faena, y antes de sumergirme de nuevo en parte de las tareas que he enumerado a grosso modo y dado que el último curso que acabo de terminar va precisamente de eso, de impresión digital, vuelvo a la carga sobre este particular frente que tenemos abierto en el sector de la comunicación gráfica.

Aunque todos los actores de este carnaval nos venimos quejando endémicamente, por vicio o no, lo cierto es que cabe una aproximación al análisis del sector con el enfoque del “vaso medio lleno” y de facto nos podemos congratular de ser un sector sin límites, casi literalmente, ya que la comunicación gráfica, como la energía, no se crea ni se destruye, solo se transforma.

Muchas son las salidas al alcance de aquellos que quieran verlas, que asuman el reto y se encaminen decididos. Nosotros los formadores, por lo que nos toca, somos espectadores privilegiados de como aquellos alumnos inquietos van tomando posiciones en campos que se hallan en los límites de los conocimientos que impartimos y que evidentemente conquistan con todo merecimiento para nuestra causa. Ídem con las empresas.

Una de las salidas, una de las más a mano, fácil de entender y asimilable, es la impresión digital sin duda. Sigue siendo impresión pero con características que les son propias y le dotan de personalidad única. La penetración en el sector gráfico “tradicional” es evidente y es raro, ya rayando con lo anecdótico, encontrar alguna empresa que no disponga de al menos una impresora digital profesional encargada de satisfacer algún aspecto productivo que la impresión convencional no puede cubrir por producción o por costes.

No obstante, dado que como hemos afirmado, la impresión digital tiene personalidad propia, dispone ya de sus propios mercados y cubre necesidades diferentes y/o complementarias a otros formatos de comunicación, sin duda debe ser planteada en las empresas como una nueva unidad de negocio en sí misma.

Las empresas que han entendido esto ya tienen una clara ventaja competitiva que les coloca en posiciones de liderazgo en buena parte de la tarta y que muestran cifras de crecimiento muy envidiables. Por otro lado aunque hay mercados maduros en la impresión digital y por lo tanto ya no tan apetitosos (es lo que tiene llegar el último), se están creando continuamente nuevas propuestas a partir de mejoras tecnológicas, nuevos desarrollos de servicios basados en la combinación de la impresión digital con los servicios online y nuevos productos fruto de las nuevas posibilidades de la impresión digital.

Para aquellos interesados en reflexionar sobre este tema a continuación dejo una presentación preparada a  partir de extractos de mi libro “Impresión digital” y que ha servido de base para mi último y reciente curso para empresas sobre este particular tema. Espero que sea de interés.

impresión digital, artes gráficas, jesús garcía jiménez, jesusgarciajHe aquí el enlace al archivo:

ImpresiónDigital_contexto_jesúsGarcía

VALOR AÑADIDO Y SINERGIAS EN IMPRESIÓN DIGITAL (EN TORNO A LA IMPRESIÓN DIGITAL II)

A medida que transcurren los años en las personas se van agudizando ciertas querencias y fobias a partes iguales. En mi caso y por lo que respecta a querencias he desarrollado una especial predilección por estos dos conceptos que aparecen en el título de este artículo:

El VALOR AÑADIDO tiene mala fama ya que suele hallarse asociado a la palabra impuesto y claro, así la cosa cambia y mucho (hasta un 21% de cambio y lo que te rondaré morena). No obstante por sí mismo tiene un significado harto elocuente en cuanto que algo aporta un valor extra al valor propio del bien o servicio y que por supuesto es positivo.

Por lo que respecta al concepto de SINERGIA el significado, aunque más críptico, no encierra ninguna potencial negatividad. Sinergia tiene dos acepciones para la RAE que en este caso, aunque poco concluyentes, nos puede servir:

Sinergia: del latín “tarea coordinada” y este del griego συνεργία synergía ‘cooperación’
1. f. Acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales.
2. f. Biol. Concurso activo y concertado de varios órganos para realizar una función.

Si hacemos extensible la definición de la biología a otras ciencias y actividades podemos interpretar órganos como elementos en un sistema, por ejemplo en el que nos ocupa,  y que como resultado se obtiene un efecto extra que puede ser positivo o negativo (en este caso nos referimos al positivo). Este fenómeno es explicado muy gráficamente con la expresión “uno más uno hacen tres”.

El caso es que son muchos años ya desde que la impresión digital se viene abriendo camino en nuestras sociedades. Queda por delimitar hitos históricos si bien habrá que conceder a Chester Carslon allá por 1938 la invención de la electrofotografía. El sistema basado en la diferenciación de las zonas de imagen de las zonas no imagen en una superficie conductora mediante la aplicación de cargas eléctricas pretendía mejorar el copiado de documentos, asunto este engorroso y sucio si se realiza con papel carbón.
No obstante para hablar de impresión digital tal como la concebimos en la actualidad hay que esperar hasta el momento en el que a alguien, concretamente a Gary Starkweather en 1969, se le ocurre conectar un ordenador a la impresora y mediante pulsos eléctricos permite dibujar los grafismos en los mecanismos de transferencia del tóner (ver https://jesusgarciaj.com/2016/01/24/en-torno-a-la-impresion-digital/).

La implantación de la impresión digital en la sociedad ha tomado dos derroteros bien diferenciados y que por lo pronto la diferencian frente a otras tecnologías de impresión y  desdibujan en buena medida su indiscutible importancia (a nuestro juicio) en el sector gráfico:

1. Su utilización en entornos ajenos al sector gráfico: hogares, oficinas, departamentos de marketing de empresas, como complemento a las líneas de producción de bienes y servicios para el marcado o la decoración y otras opciones similares.

2. Su utilización en el entorno gráfico: como complemento de los sistemas tradicionales para la numeración y la introducción de datos variables, para la realización de pruebas y de prototipos con distinto grado de exigencia, para tiradas cortas no rentables en sistemas tradicionales y ya desde un tiempo asumiendo tiradas no tan cortas en clara competencia con sistemas tradicionales.

No es sorprendente que la impresión digital al estar tan dispersa en cuanto a ubicaciones, aplicaciones, tecnologías y ofertantes pase relativamente desapercibida y no dispongamos de estudios que comprendan la totalidad del fenómeno en cuanto a penetración de estas tecnologías y de su grado de crecimiento ya que se hallan integradas en nuestras vidas cotidianas (nos dediquemos a la Industria gráfica o no), es decir, que los árboles no nos dejan ver el bosque.

A lo largo de estos años se han ido delimitando aplicaciones de la tecnología que le son propias y que en prácticamente todos los casos han generado especializaciones, de tal manera que en la actualidad en el mercado operan empresas gráficas altamente especializadas en actividades concretas y que ya solo disponen en sus talleres de tecnologías de impresión digital.

VALORES AÑADIDOS Y SINERGIAS
A continuación presentamos las que a nuestro juicio son las principales aplicaciones de la impresión digital ya maduras y que complementan a la impresión convencional. Todas ellas en conjunto suponen una importante cuota de mercado en el sector gráfico y presentan muy buenas cifras en cuanto a facturación. Todas ellas a pesar de que las etiquetemos de maduras, siguen teniendo potencial de crecimiento claro con valores previsibles que superan los dos dígitos lo cual no está nada mal en los tiempos que corren. Por otra parte asociados a estas aplicaciones consolidadas se están generando continuamente nuevos desarrollos y otras propuestas verán la luz en el futuro inmediato.

  • Combinación con otras tecnologías tanto digitales como convencionales: inserción de datos variables en productos convencionales tales como numeración, cupones, entradas…
  • Gestión e impresión de datos variables: transaccional, transpromo, marketing directo, personalización de productos gráficos y no gráficos.
  • Tiradas cortas: papelería corporativa, promoción y publicidad asociada a pequeños negocios, edición en general (libros, catálogos, anuarios, etc.), reimpresiones.
  • Impresión bajo demanda: encargos de pequeñas empresas y particulares (menús, recordatorios, tarjetas,…), web to print,…
  • Impresión JIT (just in time): complemento a eventos puntuales como congresos, exposiciones, cursos, seminarios,…
  • Impresión de grandes y muy grandes formatos: lonas promocionales y vallas publicitarias, cubrimientos de fachadas, rotulación, interiorismo,…
  • Impresión distribuida: combinación de gestión centralizada con impresoras digitales distribuidas en una amplia área geográfica (acciones publicitarias o promocionales)

Y…,naturalmente, todas estas opciones pueden darse de forma individual o combinadas entre sí…

Comunicación [gráfica]

Este pasado mes de enero, para los que trabajamos en los colegios Salesianos de todo el mundo es tradicionalmente un mes de actividades extraordinarias, ya que aprovechando la festividad en honor de Don Bosco, en los días finales del mes, se plantean actividades de carácter cultural que en las secciones de formación profesional adquieren un carácter técnico con charlas, conferencias, ponencias de todo tipo, talleres, “master class”, “workshops” y visitas a empresas del sector. Formación en definitiva, pero con otro enfoque, y que sin duda aporta un valor añadido a los conocimientos que adquieren los alumnos en las aulas siendo estas actividades valoradas por lo general de forma muy positiva por todos los implicados.

Lo cierto es que en las charlas, conferencias y talleres de los amigos-ponentes que proceden de empresa y en las visitas que hemos realizado a las empresas del sector me ha parecido constatar el cambio de tendencia en cuanto al modelo de negocio de las empresas de artes gráficas, cambio que ya se venía produciendo, bien es cierto, pero que es ahora cuando parece asentarse definitivamente.

A lo largo de estos últimos años la industria gráfica ha venido sufriendo la tormenta perfecta, ya que a la crisis profunda y general de carácter prácticamente mundial se ha sumado la crisis propia de la industria debido a cambios en la elaboración y en la distribución de los productos de comunicación (impresión digital, publicación electrónica, publicación web…)

Esto ha supuesto la salida del mercado de empresas del sector gráfico, hecho que si bien es un fenómeno natural ligado a los ciclos económicos, no deja de ser un drama para los empresarios y para los trabajadores del sector y un reto de grandes proporciones para todos los implicados. En el caso de este país el reajuste ha sido más dramático si cabe debido a la particular composición del sector formado por muchas empresas, de pequeño tamaño y de las cuales un buen porcentaje de ellas son familiares.

Las empresas que han superado estas turbulencias, según nos indica la teoría y el sentido común, son que han estado preparadas y han sabido resistir y adaptarse a las excepcionales circunstancias vividas. Observando a estas empresas supervivientes vemos aparecer un patrón de comportamiento de interés común en la mayoría: la empresa gráfica tradicional, lo que venía siendo una imprenta típica que ofrecía servicios de preimpresión, impresión y postimpresión, ha evolucionado, en mayor o menor medida, hacia una empresa que se define no ya como empresa de artes gráficas o industria gráfica (un debate también tradicional) sino como empresa de comunicación gráfica o simplemente empresa de comunicación.

Estas empresas modernas ya incorporan a su cartera de servicios todos aquellos que permitan satisfacer las necesidades comunicacionales de sus clientes. Para ello crean nuevos departamentos entre los que podemos encontrar diseño (incorporando en buena parte de los casos servicios de diseño web), gestión y hospedaje de páginas web, asesoría en marketing o gestión de bases de datos conectados con servicios de marketing directo, impresión digital y por lo tanto impresión bajo demanda, “just in time” y otros servicios asociados a nuevas tecnologías por poner algunos ejemplos. Otro recurso utilizado también en esta misma línea consiste en el establecimiento de alianzas estratégicas con empresas complementarias cuando no forman grupos directamente con ellas con el fin de generar sinergias en el ámbito de la comunicación.

El fin último es ofrecer los servicios de comunicación que el cliente demanda y ya que las necesidades del cliente en este apartado han evolucionado lo lógico es que los servicios ofertados cambien. La oferta centralizada de estos servicios de impresión comunicación es una medida lógica y coherente encaminada a la fidelización del cliente, fin apetecible por cualquier empresa, evitando en la medida de lo posible las costosas guerras de precio que se han venido utilizando como instrumento para captar clientes y que a medio-largo plazo erosionan la salud del sector.

La empresa gráfica tal como la venimos entendiendo seguirá manchando papel y otros soportes no papeleros, que duda cabe, pero lo hará formando como un servicio más dentro de un amplio conjunto de servicios que tienen un denominador común: la comunicación.

En torno a la impresión digital

Aprovechando que tengo reciente una visita con algunos de mis alumnos a una empresa líder en este campo y dada mi creciente e interesada especialización en este particular apartado paso a
poner en común algunas reflexiones sobre lo que venimos denominando IMPRESIÓN DIGITAL.

Dentro de la definición de impresión digital se engloban una serie de tecnologías de impresión que tienen como denominador común el hecho de que la maquina impresora responde a los datos  digitales que le envía un controlador de impresión y que en los dispositivos profesionales por lo general es un ordenador dedicado o RIP. En estos dispositivos la imagen se dibuja constantemente ya  que no disponen de forma impresora fija lo que permite la impresión de múltiples copias con variación de los contenidos, una de sus ventajas más evidentes.

La impresión digital tiene su origen en la técnica de copiado electrofotográfico inventada por Chester Carlson allá por 1938 y patentada en 1942. Esta técnica de copiado en seco – bautizada en origen como Xerografía– y que comercializó Haloid Company tras adquirir la patente, tuvo tanto éxito que el propio nombre de la compañía fue cambiado posteriormente pasando a denominarse Xerox,  nombre por el cual la conocemos hoy. Los dispositivos desarrollados a partir de esta patente facilitaban enormemente la tarea de copiar documentos, dando un salto cualitativo en este aparado para  cubrir esta importante necesidad y creciente aún en nuestras sociedades altamente burocratizadas. Un punto de inflexión fue la copiadora Xerox 914, comercializada en 1959, de extraordinario éxito  comercial y que acabó con la competencia generando enormes beneficios para Xerox que fueron bien aprovechados para continuar el desarrollo de la tecnología.

En 1969 se produce otro punto de inflexión cuando Gary Starkweather investigador de Xerox y partiendo de una fotocopiadora xerográfica desarrolla la impresora láser que fue mejorándose
paulatinamente en los años posteriores. A partir de esta investigación, Xerox lanza la Xerox 9700 mientras que su competidor IBM la IBM 3800 en 1976. Canon se alía con Hewket Packard (HP)  y lanza en  los años 80 la HP 2680 mientras que fruto de la colaboración entre HP y Ricoh es el primer modelo de escritorio en 1983, mientras Canon, lanza la LBP-CX, impresora también de escritorio con una  resolución de 300 dpi.

Entre los años 1983 y 1985 se sentaron las bases de la autoedición y lo que entendemos como la industria gráfica actual, es en esos años cuando se concreta una alianza -diciembre 1993 – entre Apple (Jobs) y Adobe (Warnock) para licenciar el lenguaje de descripción de página PostScript en la futura nueva impresora de Apple; sale al mercado el primer ordenador Apple Macintosh -enero 1984 – que incorporaba mejoras  aparentemente tan extravagantes tales como el uso de una interfaz gráfica y de un “ratón”; Apple también lanza un año más tarde la impresora LaserWriter -enero de 1985 – y  Aldus  (Seybold) lanza la aplicación PageMaker de edición de páginas para Macintosh – julio 1985 -. Esta combinación exitosa de dispositivos dará lugar a la denominada autoedición y por extensión a la  industria gráfica moderna.

La impresión digital actual es heredera de esta explosión creativa que da como resultado una metodología de trabajo específica y de éxito. A partir de estos años la industria gráfica se verá inmersa  en cambios drásticos, tanto cuantitativos y cualitativos, los cuales hoy en día continúan.

Bajo esta perspectiva es fácil de entender la evolución actual de la impresión digital, nuevas tecnologías de impresión se han venido desarrollado desde entonces – Inkjet, Magnetografía,
Sublimación, Nanografía,… por dar algunos nombres de tecnologías implantadas – no obstante la esencia es la misma, nuevas prensas se están lanzando al mercado sin solución de continuidad en
respuesta a una particular competición olímpica -más alto, más fuerte, más lejos- así las impresoras actuales imprimien más rápido, con mayor resolución y sobre todo tipo de soportes. La impresión  digital proporciona soluciones a medida allí donde otras tecnologías de impresión no llegan, abarcando áreas no cubiertas de mercados tradicionales y abriendo nuevos mercados no alcanzables por las tecnologías tradicionales.

Aquellas empresas gráficas que apuestan por la impresión digital se caracterizan por la incorporación paulatina y constante de máquinas cada una de las cuales se halla especializada en un particular nicho de mercado; con tiradas cortas por lo general con excepciones tales como la impresión de datos variables – transaccional, transpromo y marketing directo – de grandes corporaciones a partir de sus bases de datos (dada la complejidad y el hecho de que se deban manejar sensibles bases de datos no es infrecuente que las propias corporaciones creen departamentos de impresión especializados en sus propias instalaciones).

La combinación de procesos de manipulado que deben adaptarse a este particular mercado de tirada corta -del troquel convencional al troquel láser por ejemplo- puede proporcionar productos de alto valor añadido que pueden reportar pingües beneficios si el empresa sabe gestionar bien y más importante aún, sabe promocionarlo (existen mercados potenciales y prescriptores de importancia tales como los diseñadores los cuales en un alto porcentaje son ajenos a todas las posibilidades que ofrece esta fructífera combinación.

La capacidad de gestión de trabajos es otro de los factores clave en la imprenta digital para conseguir el objetivo de entrega de trabajos en plazos que se establecen no ya en días sino en horas.

Y aunque hay quien ha vaticinado, con evidente escaso acierto, la desaparición del papel, lo cierto es que vivimos una reorganización del mercado gráfico, en el cual determinados productos impresos se ven abocados a la mera supervivencia cuando no a la desaparición, no obstante estamos viviendo un repunte de determinados productos impresos y a la aparición de otros nuevos precisamente basándose en la mayor accesibilidad a este tipo de productos por parte del nuevos públicos.

El impresor “de toda la vida” hombre curtido en mil batallas, está reaccionando ante esta realidad, y si bien es cierto que ha tardado en entrar, ya está aquí y ha llegado para quedarse. Ya en los talleres gráficos es habitual encontrar al menos una impresora digital cuando no un departamento completo que proporciona servicios complementarios de impresión que irán adquiriendo mayor importancia a medida que se vayan implementando unos servicios comerciales acordes con esta nueva realidad, se cultive a los clientes y se les ofrezcan nuevos productos y servicios relacionados.

La impresión digital no es el enemigo como algunos, en un momento dado, hayan llegado a pensar, es por el contrario un aliado más y tiene mucho, mucho que aportar.

impresión digital, empresa gráfica, industria gráfica, jesús garcía jiménez